El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través de la Embajada de Nicaragua y el Ministerio de Cultura y Juventud en Costa Rica, en coordinación con el programa de Maestría en Estudios de Cultura Centroamericana de la Universidad Nacional conmemoraron el pasado 6 de febrero el centenario del tránsito a la inmortalidad del poeta de Nicaragua y del mundo, Rubén Darío.

La actividad tuvo lugar en la Casa Iberoamericana, ubicada en el Centro Nacional de la Cultura (Cenac) en San José, Costa Rica y estuvo presidida por la ministra de Cultura y Juventud de la República de Costa Rica, Sylvie Durán; por el Cro. Harold Rivas Reyes, embajador de Nicaragua; por el poeta y ensayista Carlos Francisco Monge; por el periodista y escritor Armando Vargas; y por la poetisa y Premio Magón 2013 Julieta Dobles.

La ministra Durán expuso sobre la vida y obras de nuestro insigne poeta, destacando su paso por Costa Rica donde trabajó en varios periódicos de la época y donde cosechó grandes amistades a quienes influenció mucho con su poesía.

Por su parte, el Cro. Embajador Harold Rivas Reyes dijo que “un día como hoy (6 de febrero) hace 100 años, Rubén Darío dejaba este mundo terrenal y daba un paso hacia la inmortalidad, esa inmortalidad ganada por su gran legado como Príncipe de las Letras Hispanoamericanas, como Padre del Modernismo Hispanoamericano, como diplomático y como ser humano”.

Asimismo, el Cro. Embajador Rivas indicó que dada la trascendencia de Rubén “no solamente Nicaragua conmemora los cien años de La Marcha Triunfal de Darío hacia el Azul paraíso en el que un día lo habremos de encontrar, escribiendo con plumas de ángeles a sus musas que en el cielo le han de inspirar, al sentir el viento con esencia sutil de azahar. Finalmente, nuestro embajador destacó la importancia de Darío como diplomático, siendo un fiel creyente de la unidad centroamericana y latinoamericana.

La actividad también contó con exposiciones del poeta y ensayista, Carlos Francisco Monge, quien expuso sobre la presencia de Rubén Darío en la literatura costarricense a lo largo del siglo XX; y del periodista y escritor, Armando Vargas quién expuso sobre la línea de luz del astro Dariano en el firmamento cultural de Costa Rica. La poetisa Julieta Dobles leyó algunas de las obras de Darío.

A la actividad asistieron personalidades del medio cultural costarricense, miembros del cuerpo diplomático acreditado en Costa Rica y miembros de la comunidad nicaragüense en Costa Rica amantes de la vida y obra de Rubén Darío, estos últimos agradecieron al embajador Rivas por el esfuerzo hecho por el Gobierno de Nicaragua por resaltar la figura de nuestro poeta. Finalmente, la embajada de Nicaragua obsequió a los asistentes ejemplares de la obra de Darío.