Durante la inauguración el Comandante Daniel estuvo acompañado por la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; el embajador de Rusia, Nikolay Mikhaylovich Vladimir; Monseñor Eddy Montenegro; la Secretaria de Defensa, Maritza Membreño; la Ministra de Salud, Sonia Castro; el Jefe de las Fuerzas Armadas, Julio César Avilés, altos mandos del Ejército, y otros funcionarios del Estado nicaragüense.

En la ceremonia fue entregada la Medalla de Honor al Mérito Sanidad Militar al embajador ruso, Nikolay Mikhaylovich Vladimir, por su destacado apoyo al Ejército y muy especialmente al cuerpo médico militar. Así mismo fue condecorado, Rodolfo Vargas Almanza, coordinador de la Brigada Médica de Estados Unidos, entre otras personalidades.

En el acto, realizado en la Comandancia del Estado General del Ejército, el Comandante Daniel, junto a la compañera Rosario Murillo, hizo un recorrido por las diferentes áreas y unidades con las que cuenta cada uno de estos hospitales de campaña, los cuales será de gran utilidad para enfrentar situaciones de emergencia que se puedan presentar en Nicaragua.

El mandatario destacó que estos hospitales están bien dotados y equipados, en algunos casos mejor que los que están a cargo del Ministerio de Salud, donde se necesita dar mantenimiento y reparación a algunas de estas unidades.



“Son seis hospitales de campaña. Nunca en la historia del país habíamos logrado contar con seis hospitales de campaña. Difícilmente en la región existan estos hospitales de campaña con estas dimensiones y con todas las condiciones que tienen”, afirmó.

Daniel destacó que cada uno de los hospitales tiene cuatro quirófanos, 150 camas y una capacidad de atención de 1 mil 300 pacientes. Entre todos los hospitales de campaña donados por Rusia totalizarían de esta manera 24 quirófanos y 600 camas.

En este sentido recordó la utilidad de este tipo de unidades en casos de emergencia como la epidemia de leptospirosis en el departamento de Chinandega.

“Yo tuve la oportunidad de visitar en aquella ocasión el hospital de campaña que tenía allí el cuerpo médico en combinación con el Ministerio de Salud y eran condiciones de emergencia extrema, pero bueno ahí se le estaba dando atención a la población y se logró frenar la epidemia”, explicó.

“Ya con estos componentes, con estos hospitales de campaña, indiscutiblemente que esto le da una mayor seguridad a las familias nicaragüenses, porque estamos hablando de hospitales de campaña que están para atender situaciones de emergencia que generalmente a los que más afectan es a las familias más pobres”, subrayó, destacando situaciones de emergencia como enfermedades o inundaciones.

Recordó que Nicaragua es un país de recursos limitados y con muchas amenazas, que van desde erupciones volcánicas hasta terremotos, maremotos y huracanes.



"Este es un hospital de campaña de tecnología de punta que generosamente el pueblo y gobierno ruso le entregan al pueblo y gobierno de Nicaragua; y donde el guardador de este recurso es el Cuerpo Médico Militar, siempre combinando lógicamente sus actividades con el Ministerio de Salud (y) con el Sistema Nacional de Prevención contra Desastres”, señaló Daniel.

En otro orden, el Comandante explicó que en estos momentos la Federación Rusa está siendo afectada por una sequía que también se está produciendo en Estados Unidos y en las grandes naciones que son productoras de alimentos.

Por tal razón, indicó que en Nicaragua, con la salud y la educación, tiene que desarrollar más la producción de alimentos, porque tiene las condiciones para lograrlo y satisfacer las demandas de las familias nicaragüenses, de las familias centroamericanas y para exportar a otras regiones como desde ya se está haciendo.

Recordó que el principal hospital del Ejército de Nicaragua lleva el nombre de un héroe, el Doctor Alejandro Dávila Bolaños, un patriota nicaragüense nacido en Masaya y que luego trabajando en Estelí  “comprometido en la lucha del pueblo nicaragüense, comprometido en la lucha del Frente Sandinista”, fue asesinado por la Guardia Somocista en abril del año 1979, a pocos meses del triunfo de la Revolución.

“Ese es el nombre que lleva el hospital central del Ejército de Nicaragua y que atiende este Cuerpo Médico Militar y donde se forman médicos, se forman enfermeras y se forman técnicos profesionales en el campo de la salud, con la mística, con la disposición de servicio, con el Amor a la Patria, con el amor al pueblo que le tuvo el Doctor Alejandro Dávila Bolaños”.



De la misma manera, el Presidente rememoró la gesta heroica el doctor Oscar Danilo Rosales, quien en el mes de agosto del año 1967, fue asesinado en las montañas de Pancasán junto con otros compañeros sandinistas, mientras prestaba su servicio médico a los guerrilleros.

Daniel explicó que el Doctor Oscar Danilo Rosales, antes de trasladarse a Pancasán, estuvo al frente de una dirección en el Hospital de León y luego se incorporó a la guerrilla.

“Se incorporó a la guerrilla no para empuñar el fusil; yo recuerdo perfectamente bien cuando en el campamento guerrillero donde se encontraba Carlos Fonseca, Silvio Mayorga, Oscar Turcios, Tomás (Borge), Francisco Moreno, una cantidad de compañeros…  empezó a producirse un ataque de diarrea, calentura, vómitos y nadie sabía qué cosa era eso, y en ese momento hacía falta un médico en la guerrilla para prestar servicio médico”, comentó el Comandante.

En ese momento el Doctor Oscar Danilo Rosales, explicó Daniel, llegó para servirle como médico a la columna guerrillera que fue atacada por la epidemia y a la vez servirle a las comunidades campesinas que demandaban servicio médico básico y estaban en el completo abandono.

El Doctor Oscar Danilo Rosales se convirtió en el “símbolo médico” que fue a prestar servicio médico en una situación extrema a un campamento guerrillero “renunciando en ese momento a todos los privilegios que él tenia en la Universidad de León, porque era un médico altamente calificado”, explicó el Presidente.



Daniel recordó que un 23 de agosto también se conmemora un aniversario más de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización, en este sentido señaló que la educación y la salud “son dos elementos fundamentales para llevarle el desarrollo, el bienestar a las familias nicaragüenses”.

Subrayó que la fundación del Cuerpo Médico se da pocos meses después del triunfo revolucionario, a lo que prosiguió luego la cruzada de alfabetización.

“El cuerpo médico militar no fue ajeno a este esfuerzo, sino que también participó en la cruzada. Fue un componente muy importante de apoyo, de soporte, para la Cruzada Nacional de Alfabetización”, refirió.

Un aspecto importante que destacó el Comandante Daniel fue que durante el periodo revolucionario en Nicaragua se logró erradicar la poliomelitis.