Las intensas labores de limpieza y eliminación de criadero continúan este fin de semana en la capital, en todos los barrios la presencia de brigadistas de salud, familias y trabajadores de las instituciones del Poder Ciudadano fue notoria, cada uno de ellos enfocados en garantizar la no presencia del Aedes Aegypti en las viviendas y espacios baldíos que muchas veces se encuentran descuidados, lo cual propicia muchas veces la proliferación de los mosquitos.

“Seguimos llevándole el mensaje a la población de que la mejor forma de evitar que las enfermedades ataquen a nuestros seres queridos es luchar desde el hogar contra las epidemias, eliminando cualquier depósito que pueda generar espacios donde el mosquito pueda reproducirse” refirió la Doctora Emelina Hernández.

El Aedes Aegypti hembra está en la capacidad de depositar 400 huevecillos, mismos que de no ser eliminados en su etapa larvaria se convierten en trasmisores de enfermedades como Dengue, Chikungunya y Zika, además cuenta con un radio de circulación de 500 metros a la redonda, por ello ante la alerta sanitaria, las familias se han sumado a la limpieza constante de sus viviendas y comunidades para garantizar el bienestar de los suyos.

“Todos debemos cooperar con las labores de limpiezas, siempre es bueno vivir en lo limpio ya que de esta manera evitamos muchas enfermedades, considero que es momento que cada uno de nosotros nos preocupemos por vivir mejor y no dejemos toda la responsabilidad al gobierno pues nuestra vida depende de las acciones que realizamos desde el hogar y la comunidad” refirió Simón Quezada.

“En mi familia somos ocho miembros y no me gustaría que el Zika afectara a alguno de ellos, por eso junto a mis niños estamos haciendo una limpieza profunda tanto dentro como fuera de la casa y de esta manera no permitir la propagación de los zancudos. Todos en conjunto estamos trabajando para tener una casa limpia” destacó Yohana Huerta.

Colegios limpios, estudiantes sanos

De cara al inicio del año lectivo 2016, los centros educativos también han sido atendidos e incluidos en las jornadas de limpieza, acción que permite que los niños no estén expuestos a las picaduras de mosquitos y por ende a las enfermedades vectoriales.

“Estamos trabajando en las jornadas de limpieza dentro de las escuelas, así mismo hemos trabajado junto a los maestros para que ellos conozcan de la situación epidemiológica y esa información sea transmitida a los niños y de esta manera crearles conciencia y cultura de limpieza” expresó la Doctora Meyling Brenes, epidemióloga Centro de Salud Francisco Buitrago.

Los brigadistas de salud, maestros y padres de familia del Colegio Público España, ubicado en el distrito I constataron que dentro y fuera de las aulas de clases no hubiese presencia de criaderos, aguas estancadas y recipientes que favorezcan la proliferación del mosquito.

“La importancia de la limpieza en nuestro centro de estudios va a ser transmitido a nuestros estudiantes desde el primer día de clases, para que ellos vallan creciendo y actuando en función de crecer en ambientes limpios, los cuales les garanticen la salud y el bienestar” finalizó Leonel Chamorro, director del centro.