Con mucha disponibilidad los pobladores del barrio Sierra Maestra en el distrito III, junto al personal médico del Ministerio de Salud (MINSA) y brigadistas voluntarios, se dieron a la tarea de inspeccionar los patios de las viviendas del sector y abordar a profundidad las afectaciones en la salud que ocasiona el piquete del mosquito Aedes Aegypti, causante del Zika, Dengue y Chikungunya.

“Seguimos haciéndole conciencia a las personas de la importancia de eliminar los criaderos de mosquitos que muchas veces están dentro de las casas, mantener la casa limpia y sobre todo estar conscientes que la prevención es la mejor estrategia para evitar las enfermedades. Es responsabilidad de todos garantizar la salud de nuestras comunidades, por ello no debemos de bajar la guardia ante la situación epidemiológica que estamos viviendo” refirió el Doctor Alejandro Ortiz, director Centro de Salud Edgard Lang.

Gracias a la constancia del personal de salud en cuanto a las recomendaciones brindadas, la población ha acatado las orientaciones y ha puesto en práctica muchas acciones concretas, a su vez han adquirido un mejor dominio de la situación epidemiológica que se vive en nuestro país debido a la presencia del virus Zika.

“El Zika es una enfermedad que podemos evitar desde las casas, siempre y cuando acatemos las recomendaciones médicas, gracias a Dios en nuestro barrio aún no hay casos positivos porque todos los vecinos estamos anuentes al llamado que han estado haciendo los médicos, mantenemos las botellas boca abajo, lavamos los barriles, limpiamos constantemente y usamos ropa adecuada para evitar el piquete de zancudo” señaló Elvis Pavón.

“Nosotros debemos apoyar al Minsa en las diferentes tareas que realizan, recordemos que está en juego la salud de nuestros hijos, padres, nietos y la vida nuestra. Todos debemos de estar unidos con un solo propósito, no dejar que los zancudos permanezcan en nuestras casas” aseveró María Mendoza.

Así mismo, el doctor Carlos Sáenz, señala que la apertura de las familias es fundamental en la lucha anti epidémica, pues garantiza un mayor abordaje de la situación y el oportuno desarrollo de los planes de limpieza.

“Todos juntos en lucha constante de eliminación de criaderos, acá hemos planteado la importancia de mantener limpia la casa, lo que deben de eliminar y sobre todo el manejo adecuado de los recipientes que contienen agua, mismos que deben permanecer tapados, abatizados y seguros para su utilidad” señaló.

Sumado al esfuerzo del Minsa, la comuna capitalina también realizó trabajos de limpieza en las calles, cauces y espacios donde se podrían desarrollar criaderos de mosquitos, lo cual a corto plazo va a permitir mantener una comunidad limpia y saludable.