Durante las noches de viernes, sábado y domingo, la Casa de América tiñe de azul su fachada por el centenario de la muerte de Rubén Darío, que se cumple este sábado.

El color elegido para rendir homenaje al poeta nicaragüense, considerado el padre del modernismo en lengua española, da título a una de sus obras más populares, ‘”Azul…”’ Además, la Casa de América ha preparado un programa de actividades en las que se analizarán los importantes aportes que Darío realizó a la literatura en español.

Asimismo, el balcón principal que da a la plaza de Cibeles lucirá una gran lona en la que podrá leerse un verso del poema ‘Al rey Óscar’, en el que se habla de la relación entre América y España. El verso coincide con el inicio del poema: “mientras el mundo aliente, mientras la esfera gire”.