Al iniciar la XXXI Reunión extraordinaria de la Comisión de Jefes, Jefas y directores de la Policía de Centroamérica, México, el Caribe y Colombia (CJPCAMCC) y Foro Regional “Combate a la violencia social y de género”, la Directora de la Policía Nacional de Nicaragua, Primera Comisionada Aminta Granera, subrayó la importancia del salto cualitativo que los cuerpos policiales de la región han  dado para configurar planes permanentes y simultáneos en distintas modalidades, orientados a combatir la delincuencia y el crimen organizado.

“Cuando tengamos fronteras vamos a barrer las fronteras  para buscar la seguridad en las zonas fronterizas, vamos a hacer planes de  búsqueda de personas circuladas”, comentó Granera y anunció que al terminar la reunión extraordinaria se darán a conocer los 14 planes.

La Jefa Policial explicó que las policías de la región vienen con acciones fuertes, “acciones contundentes, con planes permanentes que tienen indicadores medibles, que los vamos a estar evaluando cada mes y  cada trimestre para ver el impacto”, que los mismos lleguen a tener.

Granera aseguró que con la implementación de esos planes se va a sacudir la delincuencia en toda la región mesoamericana y afirmó que las instituciones policiales de todos los países están dispuestas a “trabajar con más fuerza,  con más integración, con más cooperación, con más intercambio de información  y con más sostenibilidad  en estos planes”.

Por otro lado Granera explicó que la Estrategia Regional de Seguridad de Centroamérica ya tiene fondos para la ejecución de 8 proyectos priorizados por los mandatarios centroamericanos.

Sin embargo, aclaró que los cuerpos policiales coinciden en que para la ejecución de los planes de trabajo a largo plazo se tratará de no depender de la ayuda internacional.  No obstante, recordó que a nivel mundial se ha entendido que el escenario de violencia que vive Centroamérica demanda de una respuesta en el marco de la responsabilidad compartida.

“Este escenario sería muy distinto  si no tuviésemos al norte a los mayores consumidores  y al sur a los mayores productores”, insistió Granera y agregó que eso ha sido entendido por los centroamericanos y por el resto del mundo.

Agregó que ese entendimiento “se está  reflejando en un compromiso de cooperación, los cuerpos policiales hemos dicho  con los recursos que tenemos vamos a tener  más cooperación, más integración y más compromiso.  Vamos a hacer con lo que tenemos mejor disposición para enfrentar al crimen organizado  y brindarle más seguridad a nuestro pueblo”, expresó la jefa policial.

Granera valoró como positivo que sus homólogos hayan expresado en anteriores encuentros que la Policía Nacional de Nicaragua es una referencia a nivel de la región.

Al respecto indicó que los jefes y directores de policía de la región “estamos convencidos que tenemos que trabajar con tres lógicas, la primera es la lógica de integración, una segunda es de integridad que garantiza que cumplamos  con la misión que nos ha sido asignada y una lógica de cercanía a la comunidad, que es la que ha dado los resultados que nosotros tenemos en Nicaragua”.

Finalmente se refirió al papel que juega la Drug Enforcement Administration (DEA) en la región y refirió que esa institución del gobierno estadounidense es una agencia más que coopera con la lucha contra el narcotráfico en la región. “En unos países (colabora) más, en otros países menos, pero es una agencia más que trabaja aquí en la región”.

Modelo integral de la Policía Nacional da como resultado altos índices de seguridad ciudadana

Por su parte la Magistrada Alba Luz Ramos, Presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), expresó que la seguridad ciudadana es una de las mayores preocupaciones de los países de la región y valoró que la presencia de las instituciones policiales “confirma la  importancia que nuestros estados  brindan a la búsqueda de soluciones eficaces, a los  retos que en esta materia nos han sido planteados”.

Ramos destacó que en el caso particular de Nicaragua, “pese a que contamos  con unas de las más bajas tasas de violencia en Centroamérica, debemos reconocer que hay muchos aspectos que pueden y deben  ser mejorados para incrementar  los niveles reales de seguridad ciudadana y Paz social”.

Señaló que por parte de la CSJ  es importante remarcar el enfoque integral que  la Policía Nacional de Nicaragua está utilizando en el combate a la violencia de género,  violencia social y crimen organizado, puesto que muchas de esas formas de violencia se encuentran vinculadas.

“Este enfoque integral, unido  al modelo preventivo,  proactivo y comunitario  que practica la Policía Nacional  y las demás instituciones involucradas que promueven el acercamiento de las autoridades hacia la comunidad, (junto) la búsqueda de soluciones a las amenazas contra la  ciudadanía y la prevención del delito contra la población misma, da como resultado los altos índices de seguridad ciudadana con los que cuenta Nicaragua”, explicó Ramos.

La magistrada dijo que en ese sentido la CSJ “ha venido haciendo esfuerzo en esa dirección estructurando  planes estratégicos que permiten avanzar en la modernización del Sistema Judicial y garantizar un mejor acceso a la justicia para  los usuarios y usuarias de este servicio”.

Embajada de Países Bajos propicia espacio de reflexión

La XXXI Reunión extraordinaria de la Comisión de Jefes, Jefas y directores de la Policía de Centroamérica, México, el Caribe y Colombia (CJPCAMCC) y Foro Regional “Combate a la violencia social y de género”, contó con el apoyo financiero de la Embajada del Reino de los Países Bajos.

Según destacaron funcionarios de la Embajada, con este aporte el Reino de los Países Bajos evidencia el apoyo que se ha brindado a la Policía Nacional de Nicaragua desde 1993  y con el propósito de remarcar el legado de cooperación bilateral  para el desarrollo con Nicaragua.

El Reino de los Países Bajos ha anunciado que apoyará la Estrategia Regional de Seguridad del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), en los componentes de prevención de la violencia de género y violencia juvenil, en el período 2012 – 2015.

En la reunión participaron jefes y directores de los cuerpos policiales de Colombia, Costa Rica,  El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, República Dominicana y  Nicaragua.

Asimismo estuvieron presentes representantes del cuerpo diplomático y de instituciones nicaragüenses como el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia.