Luego de inaugurar una reunión entre jefes de policía y directores de los cuerpos policiales de la región, México, el Caribe y Colombia, Granera expresó que “este es un caso en el que se ha expresado y se ha puesto de manifiesto la cooperación entre los distintos cuerpos  policiales de la región”, destacando la participación que Guatemala y Costa Rica han tenido para facilitar información que esclareció el caso.

Granera estimó que en el  juicio se está poniendo a la orden de los tribunales  el trabajo de inteligencia y el trabajo policial de tres cuerpos policiales de la región.

“Esta es  una muestra de cómo si nos unimos podemos nosotros enfrentar de mejor forma al crimen organizado trasnacional”, afirmó.

La jefa policial nicaragüense expresó que la región centroamericana espera que las policías centroamericanas trabajen cada vez mejor y puedan presentarle mejores evidencias al poder judicial de cada país para que los pueblos tengan mayor acceso a la justicia.

Respecto a un posible pedido de extradición del costarricense Alejandro Jiménez, el Palidejo, relacionado con el caso y quien enfrenta un proceso judicial en Guatemala, Granera dijo que la Policía no se ha planteado hacer esa solicitud en este momento.

No obstante informó que el caso aun no está cerrado y se pueden agregar más personas siempre y cuando la policía presente las evidencias que puedan sustentar una acusación en un juicio.

La Primera Comisionada también afirmó que todos los procesados en el caso Fariñas están seguros y al respecto dijo que la Policía Nacional ha realizado un operativo de seguridad muy fuerte para garantizarla.

Por su parte la Magistrada Alba Luz Ramos, presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) comentó que el caso Fariñas es uno de los más grandes que se han dado en la historia del país, por lo tanto es muy difícil predecir cuantas audiencias se van a realizar considerando que los acusados son 24 personas.

Finalmente el Comisario Oliva Ramos, Director General de la Policía Nacional Civil de Guatemala, expresó que siempre ha habido buena coordinación y comunicación entre las autoridades guatemaltecas y nicaragüenses para aportar información en relación al caso Fariñas.

El Comisario Ramos evitó dar mayores detalles sobre las investigaciones que en Guatemala se desarrollan contra El Palidejo debido a sus vínculos con el narcotráfico y el crimen organizado.

Indicó que en estos momento la información del caso está reservada por las autoridades, pero próximamente los resultados de las investigaciones de harán públicos.

No obstante Ramos precisó que en esa investigación abierta el Ministerio Público de Guatemala está trabajando junto a las autoridades locales en lo que respecta al aporte de información.