Basados en los análisis de posibles afectaciones del virus del Zika a las mujeres embarazadas, especialistas en Gineco-Obstetricia, Pediatría, Infectólogos del Ministerio de Salud (Minsa) sostuvieron un encuentro en el que analizaron los mecanismos de atención a brindar a las pacientes y de esta manera garantizar la salud y vida de madre e [email protected]

“Este es un foro de discusión en el que abordamos lo relacionado a las enfermedades como consecuencia de la infección del Virus Zika. Vamos a enfocar diferentes experiencias para que estemos claros de la situación a la que nos estamos enfrentando, pero sobre todo para aclarar muchas dudas y dejar clara nuestra posición desde el punto de vista médico a las mujeres embarazadas” refirió la doctora Sonia Castro, titular del Minsa.

De forma anual, Nicaragua cuenta con un reporte de 150 mil embarazadas, por ello, el gobierno a través de la institución médica trabaja en la creación de mecanismos que permitan tener un mejor acercamiento con las mujeres embarazadas para darles a conocer la situación epidemiológica que se vive a nivel mundial debido al virus del Zika.

“Nos hemos reunido un grupo de expertos con el fin de crear lineamientos para establecer los protocolos de manejo de las pacientes embarazadas y hacer un enfoque en llamar a la población a la prevención y crear un protocolo de manejo estandarizado para todos los especialistas en las unidades de salud, con el fin que la población acuda a la unidad con la tranquilidad sabiendo que va a encontrar atención especializada, manejo uniforme y que los expertos están preparados para hacer diagnósticos tempranos, seguimiento oportuno y manejo de complicaciones”, refirió el doctor Néstor Pavón, Medico Materno-Fetal.

Los análisis clínicos que se han efectuado a pacientes portadoras del virus del Zika a nivel mundial, señalan que la mayor afectación para el bebé podría registrarse en los primeros tres meses de gestación, por ello los especialistas nicaragüenses van a enfocar el seguimiento a las pacientes cuyos embarazo ronda en este periodo, para ello nuestro país cuenta con todas las pruebas diagnósticas necesarias para detectar de manera inmediata los casos sospechosos.

“Estamos trabajando con el nexo epidemiológico, es decir, con las pacientes con cuadros febriles que han estado en contacto con casos confirmados, no podemos pensar que toda paciente embarazada es portadora de Zika, por eso instamos a la población a acudir a las unidades” añadió Pavón.

Por su parte, el doctor Francisco Rodríguez, Gineco-Obstetra, se refirió al cuadro clínico de la Microcefalia, mismo que está siendo asociado con el Zika y que consiste en un daño directo al sistema nervioso en la producción natural de las neuronas, de tal manera que las mismas no adquieren su tamaño normal, provocando un tamaño de cráneo restringido.

“La microcefalia se conoce que es producida por enfermedades como la Rubeola, el Citomegalovirus, Toxoplasmosis y Sífilis, las que son controladas por nuestro modelo y que igual que el Zika, vamos a poder vigilar y controlar porque tenemos los medios necesarios. Nosotros tenemos muchas ventajas para trabajar a la paciente, para tranquilizarla y darle un mensaje de que es una patología igual que otras que las hemos sabido controlar” finalizó.