El Gobierno Sandinista continúa mejorando los servicios de salud a las familias nicaragüenses, en esta ocasión a través de la ampliación y mejoramiento de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Alemán-Nicaragüense.

La sala pasó de tener 6 a 8 camas. Dos de estas corresponden a cuartos de aislamiento, donde se atienden pacientes con patologías que ameritan medidas especiales.

La unidad está equipada con ventiladores, electrocardiógrafos, rayos X portátiles, camas ergonómicas, monitores, bombas de percusión e infusión y todo lo necesario para garantizar la vida de quienes ingresan a ella.

La Subdirectora Médica del hospital, doctora Maribel Hernández, aseguró que para ejecutar este proyecto se invirtieron 5 millones de córdobas, provenientes de fondos del Tesoro Nacional.

La sala atiende a un promedio de 40 pacientes mensuales, quienes gozan de la dedicación de médicos las 24 horas del día en especialidades como Ginecología, Obstetricia, Cirugía y otras ramas de la medicina.

“Todo hospital debe contar con unidad de cuidados intensivos, porque es la sala por excelencia donde nosotros podemos brindarle la mayor calidad de atención a un paciente por la misma condición en que se encuentra”, aseguró el doctor Carlos Alberto Gutiérrez, jefe de esta unidad.