Al cumplirse 24 años de la rebelión cívico-militar, protagonizada por el Comandante Hugo Chávez el 4 de febrero de 1992 en contra de las políticas excluyentes de los gobiernos de derecha, el pueblo celebrará la gesta en las calles del país.

Para conmemorar el "Día de la Dignidad Nacional" se efectuará en la mañana un homenaje a Chávez en el Cuartel de la Montaña, ubicado en la parroquia 23 de Enero en la ciudad capital, lugar donde descansan sus restos.

La rebelión de 1992 enfrentó el sistema político destructor del presidente de derecha, Carlos Andrés Pérez.

Más tarde, los movimientos sociales, activistas por los derechos humanos, militantes revolucionarios y organizaciones comunitarias se concentrarán en la sede de la Compañía Anónima Teléfonos de Venezuela (Cantv), ubicada en la avenida Libertador, para marchar hasta el Palacio de Miraflores.

La corresponsal de teleSUR, Beatriz Michell, informó que se espera que a la movilización se sumen personas de otros estados y no sólo de Caracas.

El diputado del Bloque de la Patria, Diosdado Cabello, quien participó en la jornada histórica junto a Chávez, manifestó que la marcha recordará uno de los momentos más significativos de la historia venezolana.

La rebelión cívico-militar de 1992 estimuló a una avanzada popular que con indignación sufría los embates de la crisis del sistema político capitalista y que, seis años después, en 1998, maduraría con la victoria electoral del Comandante Chávez, abriéndole paso a la Revolución Bolivariana.

El pueblo despertó su vocación independentista con el "por ahora" pronunciado por Chávez.

Los rebeldes formaban el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), antecedente del Movimiento V República (MVR), que ganó las elecciones presidenciales en 1999.