Los fieles de la Iglesia San Miguel Arcángel de Managua recordaron la Presentación del Niño Jesús en el templo y la purificación de la Virgen Santísima.

Esta fiesta representa la observancia de la Ley de Moisés por los padres de Jesús que mandaba a las madres a presentar a los recién nacidos en el templo, una vez cumplidos los 40 días después de dar a luz.

El vicario parroquial, padre Jenner Castro dio inicio al oficio religioso en el atrio de la iglesia, con la bendición de las candelas, las cuales fueron encendidas por los fieles para luego continuar a oscuras hacia la iglesia, que se iluminó con las velas.

El religioso encabezó la marcha cargando al Niño Dios de la Parroquia, y celebró la Santa Misa. Al finalizar procedió a bendecir las imágenes de los Niños Jesús, que cada uno de los fieles habían depositado previamente en las gradas del Altar Mayor.

Es tradición que cada 2 de Febrero los feligreses llevan sus imágenes del Niño Jesús para que reciban la bendición; al regresar a sus hogares lo colocan en un lugar especial donde permanecerá todo el año.

El 2 de Febrero también los católicos proceden a levantar los nacimientos que elaboraron en Diciembre con motivo de la Natividad de Jesús.