Cuando este lunes 8 de febrero inicien las clases en todo el país, la comunidad educativa del barrio San Sebastián tendrán doble motivo para celebrar, además de iniciar un nuevo periodo escolar, estarán estrenando las nuevas instalaciones del centro educativo que el Gobierno Sandinista construyó con una inversión de más de 26 millones de dólares.

Un moderno edificio de dos plantas pintado de los colores de nuestra bandera, una cancha deportiva multiusos, ventanales nuevos, dos laboratorios completamente equipados, sistema eléctrico nuevo de paquete, baterías de baños, cielo rasos, piso de cerámica y otras mejoras, han convertido el Colegio San Sebastián en una verdadera obra de construcción, que recibirá a más de 2 mil estudiantes en las modalidades de preescolar, primaria, secundaria y educación a distancia.

Un poco más de diez meses duró la construcción de este centro escolar, que en el pasado neoliberal fue descuidado y en los últimos años de Gobierno Sandinista, se ha venido trabajando en mejorarlo, hasta convertirlo en un edificio antisísmico para seguridad de los maestros, alumnos, padres de familia y demás trabajadores.

Matricula se duplicó

La profesora Francisca Cárcamo, directora de este centro escolar, manifestó que este nuevo edificio, constituye un sueño cumplido para muchos maestros que tienen más de dos décadas de estar brindando clases. Este año se espera la llegada de un poco más de 2,600 estudiantes que se han venido matriculando desde noviembre pasado.

“Esto es gracias al Gobierno Sandinista nosotros estamos gozando de estos derechos restaurados hacia la comunidad y que debemos cuidarlos, porque es de nosotros, del pueblo, de los estudiantes”, dijo Cárcamo.

Describió que antes el colegio era conformado por aulas en mal estado y las mejoras se hacían gracias a donaciones de instituciones internacionales, pero es con el Gobierno Sandinista que se da una rehabilitación total.

“Estas remodelación nos permitió una explotación total de las matriculas, tenemos una matrícula superior de dos mil 500, es la más grande del distrito”, señaló la directora.

Un dato importante, es que el colegio tiene un muro perimetral que impedirá el ingreso de sujetos malhechores que ahora son controlados por la seguridad que brinda la Policía Nacional.

"Antes que lo hicieran nuevo, recuerdo que habían problemas porque entraban gente de fuera queriendo inducir al consumo de drogas, a los chavalos y chavalas del colegio, pero gracias a ese muro bien alto que se hizo, ahora eso se acabo, en este año estrenamos colegio y los estudiantes están muy contentos", señaló Diana Aguilar, pedagoga de Casa Alianza.

Considera que el nuevo ambiente escolar y la calidez de los docentes, permitirá a a que los estudiantes se sientan bien y eso ayudará a la retención escolar.