En el país existen unos 70 mil pequeños ganaderos, quienes con trabajo y dedicación han logrado mantener un sistema de producción tradicional, que dada la situación climática actual amerita un acompañamiento institucional para poderlo hacer más eficaz.

Es por esta razón que el Gobierno, a través del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, está promoviendo encuentros con este importante sector económico. Uno de estos encuentros se realizó precisamente este martes, donde pequeños ganaderos de diferentes partes del país plantearon sus necesidades y las posibles soluciones en las que el Gobierno podría darles el debido acompañamiento.

El Vice Ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Roberto Araquistain, explicó que como este sector posee poca tierra (entre ½ y 5 manzanas), debe innovar y desarrollar modelos silvopastoriles para poder aumentar la capacidad de producción.

El funcionario señaló que en el país hay experiencias de pequeños productores quienes, a través de modelos como este, pasaron de producir 3 litros de leche por vaca a 7 litros, con costos mucho menores a la forma tradicional.

“La silvopastura no es un invento actual, es el renacer de nuestra cultura, de nuestros ancestros, de nuestros campesinos, que utilizaban esas combinaciones del bosque, el pasto natural para engordar su ganado. Eso es una respuesta al modelo que nos impusieron de que en el pastizal no debe haber un solo árbol”, explicó.

Omar Salinas, pequeño productor de Quilalí, dijo que una de sus grandes preocupaciones es el cambio climático. Ante ello le solicitan al gobierno ayuda para conservar el medioambiente y su modo de vida.

“La única forma como nosotros podemos contrarrestar esta situación es haciendo proyectos de reforestación en compañía de las autoridades municipales o gubernamentales”, expresó Salinas.

Hay que recordar que este sector ha sido uno de los principales beneficiarios de programas como el Bono Productivo Alimentario.