El director de la Oficina de Asuntos de Comercio Bilateral del Departamento de Estado de Estados Unidos, señor Robert D. Manogue, brindó en la sede del INCAE en Managua, una conferencia en el que informó sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífico de Libre Comercio (TPP), el cual Nicaragua está estudiando con mucha profundidad para lograr mejorar nuestra participación en el mercado norteamericano, afirmó el compañero Orlando Solórzano, Ministro de Fomento Industria y Comercio (MIFIC).

A esta conferencia asistieron los dirigentes de las principales cámaras empresariales de Nicaragua, el delegado para tema de las inversiones del Gobierno Sandinista General Álvaro Baltodano; el titular del MIFIC; docentes del INCAE y estudiantes que cursan postgrados en ese centro.

Concluida la conferencia de Manogue, Solórzano señaló que Nicaragua analiza las posiciones ofensivas y defensivas de este acuerdo y “lo que nos toca es estudiar a fondo, y ya sea con TPP o sin TPP, estamos en el marco de comercio internacional, Nicaragua tiene que avanzar en aumento de su producción y de su competitividad”.

“El TPP es un acuerdo que está negociando Estados Unidos con algunos países de América Latina, nosotros estamos estudiando con profundidad ese acuerdo y ver la forma, como país debemos ubicarnos para mejorar nuestra participación en el mercado norteamericano y en el comercio internacional. Estamos estudiando a profundidad el acuerdo para ver la decisión que podamos tomar, pero sin TPP o con TPP Nicaragua tiene que participar en el comercio internacional en mejores términos”, señaló Solórzano.

En ese sentido, subrayó que en el marco de la alianza entre gobierno y empresarios, se trabaja en transformar nuestras capacidades industriales para darle valor agregado a nuestros principales productos de exportación.

“Hay que transformar la capacidad productiva y capacidad comercial para poder participar en los comercios internacionales”, añadió Solórzano.

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, también conocido como TPP por sus siglas en inglés, es un tratado de libre comercio multilateral promovido por Estados Unidos e involucra también a otros 11 países: Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur, Vietnam, Canadá, y los latinoamericanos México, Perú y Chile.

Reconoce buen momento de economía nacional

Manogue manifestó que Nicaragua tiene todas las condiciones para aprovechar grandemente el TPP, “porque a su economía le está yendo muy bien, y siempre y cuando esté haciendo las cosas correctas para traer inversión y atraer comercio".

Subrayó que una vez se implemente el TPP, alrededor del 85 % de los productos que exportamos a los Estados Unidos, mantendrán la preferencia arancelaria.

“Ya llevan como una década de estas preferencias arancelarias y tienen como otros 12 años antes que tengan que competir con otros países miembros del Tratado, entonces es absolutamente critico que Nicaragua aproveche ese tiempo y debe comenzar a trabajar, un país como Nicaragua necesita ver al mundo y ver cómo encaja en esta nueva arquitectura económica, que tiene que ver con las cadenas de suministros o de abastecimiento”, detalló.

Nicaragua debe prepararse mejor para competir

El General (R) Álvaro Baltodano, asesor presidencial para las inversiones, explicó que el TPP es un acuerdo comercial que va a terminar en cero aranceles en los comercios que tiene Estados Unidos con los países antes citados.

"El mensaje es que tenemos de 10 a 12 años, donde los países Cafta deben de prepararse para poder competir en mejores condiciones en ese comercio que se está abriendo. Aquí hay un cambio completo de la estructura que existe hasta que ese TPP se firme", indicó Baltodano.

Agregó que el Cafta estableció libre aranceles para una serie de productos nicaragüenses y centroamericanos que pueden entrar a Estados Unidos sin problemas, mientras que los mismos productos, manufacturados en países asiáticos pagan aranceles o impuestos, una realidad que cambiará con la vigencia del TPP.

En ese sentido, reiteró la importancia para Nicaragua de prepararse y competir en mejores condiciones una vez que los aranceles o impuestos a los países del TPP se liberen.

Baltodano señaló que sectores como la manufactura textil, que en Nicaragua exporta mil 500 millones de dólares a Estados Unidos y donde se tiene gran cantidad de empleos, es uno de los rubros que se tienen que preparar para que sean más competitivas frente a productos de la misma industria que se fabrican en Vietnam y Bangladesh.

Consideró que una de las ventajas del mercado nicaragüense y centroamericano es que la región está más cerca geográficamente de Estados Unidos y que en nuestro país existe una mano de obra calificada.

Por su parte el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) José Adán Aguerri, explicó que más del 85% de las prendas de exportación a través de zonas francas estarán cubiertas durante los 12 años de ventaja antes que se liberen los aranceles para los productos de los países firmantes del TPP.

Aguerri destacó que Nicaragua ya está desarrollando acciones para volverse más competitiva. "Nosotros para poder competir dentro de 12 años con lo que va a suceder con este acuerdo de TPP, no solo tenemos que preparar las condiciones en el sentido particular del sector, sino que hay que reducir costos y eso pasa por la reducción de costos que tiene que haber en los trámites aduaneros, porque en países como el nuestro eso va a tener un impacto muy importante desde el punto de vista de mantenernos competitivos", indicó.

El empresario sostuvo que el TPP se convierte en un desafío a mediano plazo. "Esto es un primer llamado que se está enviando de parte de Estados Unidos, en particular a Nicaragua, este es el primer país que visita este funcionario en Centroamérica, pero lo importante es ese mensaje de querer destacar lo que ha sido la relación entre Estados Unidos y Nicaragua”.