Tras el establecimiento de normativas de seguridad, orientadas por el Gobierno Sandinista, para el traslado de gas butano y su comercialización a domicilio, los dueños de establecimientos y los mismos motociclistas, reconocen que con las nuevas normas de seguridad se evitarán accidentes y pérdidas tanto humanas como materiales.

Dentro de los parámetros a cumplir, los motociclistas que transportan el líquido inflamable deben contar con una parrilla en la parte trasera del vehículo, donde únicamente podrán llevar dos cilindros en posición horizontal, sujetados con una banda, de tal manera que estos vayan fijos y no se golpeen y produzcan una explosión.

“Lo establecido es una exigencia que nos va a permitir trabajar de manera más segura, se nos va a quitar la costumbre de viajar con los tanques cruzados y tenemos que acostumbrarnos a la ley planteada porque ahora se está promoviendo la seguridad para el conductor de la moto y para el resto de vehículos que circulan en la vía”, refirió Fernando Figueroa, propietario de un servicio de entrega a domicilio.

La velocidad es otro de los elementos que serán regulados para quienes trasladan este tipo de sustancias inflamables, tomando en cuenta que muchas veces se producen accidentes debido a las altas velocidades con las que circulan en las vías durante van a efectuar la repartición del producto.

“Es bueno lo que están haciendo en función de regular nuestro trabajo, ahora tenemos que cumplir con lo que nos establece la ley, antes amarrábamos los tanques en el asiento o lo llevábamos en la parte delantera, lo cual es de sumo peligro. En cuanto a la velocidad, tenemos que conducir con calma para evitar una colisión en la que podemos perder hasta la vida” manifestó Manuel Cruz.

“Tenemos que andar lo más seguro que se pueda, portar chalecos, casco, la parrilla donde irán los tanques y tener cuidado al momento de conducir, porque en caso de un accidente nosotros somos los más afectados, ya que podemos lesionarnos y a la vez perdemos la carrera y el producto a entregar” concluyó Kevin Mena.