El Marango vino a Nicaragua hace ya más de un siglo, su origen es de la India, sin embargo por sus bondades ha logrado crecer por décadas en zonas de clima tropical y subtropical en el país.

Es el “árbol de la vida”, que por mucho tiempo fue utilizado como cortina rompe viento y para cercas, pero el tiempo le ha dado su lugar.



Ahora el Gobierno Sandinista, comprometido en mejorar la salud del pueblo, está dando a conocer a más nicaragüenses los beneficios de este árbol, que por medio de sus semillas y hojas por años ha curado a centenares de personas de múltiples dolencias.

Esta medicina ancestral-natural es la protagonista este fin de semana en el parque de ferias de Managua, ahí los visitantes han podido conocer más sobre los beneficios en la salud, las diferentes maneras de utilizarlo en cosméticos, aceites y alimentos.



En Nicaragua la Moringa oleífera es la más conocida, sin embargo hay unas 13 especies.

Dentro de los beneficios del Árbol de la Vida está el incremento de las defensas naturales, controla los niveles de colesterol, embellece la piel, brinda una correcta digestión y regula los niveles de azúcar en el cuerpo.



Torta de harina, té, ensaladas, bocadillos preparó doña Liliana Cruz, protagonistas de la economía familiar en el parque de ferias, explicó que durante estos dos días se está dedicando a compartir secretos de cocina con las familias para que mejoren su alimentación y por ende su salud.

“Yo les digo que a nivel familiar nosotros hagamos este cambio que necesita el organismo que se mantiene intoxicado por el medio ambiente y todos los alimentos que no nos nutren”.



Unos 50 a 80 córdobas usted invertirá si desea probar el marango en polvo para añadirlo en los alimentos.

“Ayuda a la desintoxicación, ayuda a mejorar el tránsito intestinal, ayuda al metabolismo del organismo, hoy en día los problemas del colon son bastantes, las personas están padeciendo de reflujo, sufren de estreñimiento y para mejorar les ofrecemos esto”.



Karla Vanesa Avilés Hernández es otra protagonista que desde los años ochenta se dedica a promover la medicina natural con su clínica “Divina Naturaleza”.

“Desde ese entonces se ha profundizado el estudio de la moringa, debido a eso tenemos procesada la hoja, la flor y semilla, que va dirigido a distintas enfermedades”.



“Tenemos reumamoringa que sirve para aliviar dolores reumáticos y ácido úrico, tenemos diabemoringa, como su nombre lo indica está descrito para personas que padecen diabetes, esta lleva hoja, flor y semilla y además nopal”.

Muchas son las personas que cada día más se acercan donde los expertos para conocer los beneficios de esta planta, una de ellas es la señora Mélida Palacios, quien indicó que ella nunca ha probado el marango, pero que llegó al parque de ferias para conocer más de ese árbol milagroso y mejorar sus problemas de nervios.

“He escuchado bastante hablar del marango, que ayuda como un medicamento, ayuda a los huesos, a la presión, a los diabéticos y por eso pueda ser que pruebe esta planta”, comentó.