El Gobierno del presidente Barack Obama confirmó por primera vez que el servidor informático que administró el correo electrónico de Hillary Clinton cuando fue secretaria de Estado contenía cierta información de “alto secreto”, incluso material que requería uno de los niveles más altos de clasificación.

El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, dijo que los “22 documentos que abarcan 37 páginas” no serían por tanto difundidos públicamente junto con otros mensajes y archivos de la aspirante demócrata a la Casa Blanca, que fueron objeto de polémicas y de entredichos políticos.

La revelación se produjo cuando faltan apenas tres días para los caucus de nominación presidencial en Iowa, en donde Clinton busca la candidatura presidencial por parte de los demócratas.

Los responsables de la campaña de Clinton reaccionaron con furia ante el anuncio, exigiendo que los mensajes de correo electrónico se den a conocer en su totalidad con el fin de calmar un escándalo creciente que podría dañar gravemente sus esperanzas presidenciales de 2016.

El Departamento de Estado dará a conocer más correos electrónicos de la época de Clinton como secretaria de Estado el viernes más tarde, pero The Associated Press se enteró que siete cadenas de correo fueron reservadas en su totalidad porque contienen material de “alto secreto”.

Funcionarios del Departamento no describieron la esencia de los mensajes electrónicos ni precisaron si Clinton había enviado alguno ella misma.

El portavoz John Kirby dijo a la AP que no se hizo ningún juicio sobre clasificación pasadas, pero que el Departamento está analizando eso también.