Una vacuna contra el virus del zika podría estar disponible para uso de emergencia antes del fin de 2016, una fecha mucho anterior a lo vaticinado por funcionarios de la salud de Estados Unidos.

La afirmación la hizo un científico canadiense que ayudó al desarrollo de un prototipo de vacuna que tuvo éxito en el combate contra el ébola, la epidemia que afecto el occidente de África y que tuvo en vilo al mundo el año pasado.

Gary Kobinger, que trabaja con un consorcio que desarrolla la vacuna, le dijo a la agencia Reuters que la primera etapa de pruebas en humanos podría empezar en agosto.

Si la prueba da resultados positivos, la vacuna podría ser aplicada durante una emergencia de salud pública en octubre o noviembre del presente año.

"Lo primero que hay que hacer es estar preparado para lo peor", manifestó Kobinger a Reuters.

"Esta vacuna es fácil de producir. Se podrían redoblar los esfuerzos para alcanzar niveles muy altos en corto tiempo".

Según Korbinger, que trabaja en el proyecto de la Universidad Laval en Quebec City, la posible vacuna funciona imitando el virus para desencadenar la acción del sistema inmunológico.

"Cuando la enfermedad verdadera penetre, los anticuerpos ya estarán ahí, con el sistema inmunológico preparado, listo para atacar inmediatamente", explicó.

Sin embargo, el científico no especificó cuándo estaría lista para uso general.

Proyecto "Agresivo"

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en Ginebra, el jueves, que la propagación del zika es "explosiva" y podría afectar hasta cuatro millones de personas en el continente americano.