El compromiso firme del Gobierno Sandinista de llevar prosperidad a los nicaragüenses y luchar contra la pobreza, hizo posible la entrega del Bono Productivo Alimentario a familias que habitan en el municipio de Mateare, departamento de Managua.

Desde tempranas horas de la mañana de este jueves, fue entregado este bien a 78 mujeres y 31 hombres protagonistas, bono que consiste en una cerda, gallinas y quintales de comida para engorde, todo esto con el objetivo de multiplicar la producción de estos animales y así asegurar la alimentación y la prosperidad en la economía del hogar.

León Rivera Paz en representación del Mefcca, informó que solo en Managua se entregaron 685 BPA.

“Una meta a nivel nacional de 50 mil bonos productivos alimentarios, esto forma parte de la restitución de derechos y las transformaciones económicas que impulsa este gobierno revolucionario”, afirmó Rivera.

Los protagonistas, en su mayoría mujeres, manifestaron sentirse felices y agradecidas al recibir por primera vez este bono que es una oportunidad para mejorar su calidad de vida en un futuro cercano.

“Hasta hoy con nuestro gobierno, el comandante Daniel y la compañera Rosario Murillo se nos da esta bendición, me siento muy orgullosa de recibir esto y vengo a pesar de estar enferma”, dijo la señora Dora Mercedes López, quien es un ejemplo de mujer luchadora y emprendedora, ya que llegó en silla de ruedas.

“Este bono me viene bastante bien porque por primera vez voy a luchar para salir adelante y luchar por mus hijos, mi meta va ser multiplicarlos para tener para vender y quedarme con parte de la producción”, comentó Ilda Chávez.

Asimismo, la señora Daysi Herrera, señaló que este bono “Es una bendición de Dios este bono y al presidente porque es el único que está viendo por nosotros los pobres, espero multiplicar estos animales y así sobrevivir”.

El señor César Augusto Laguna, enfatizó que espera lo más pronto posible reproducir las gallinas y cerdas para construir un chiquero y gallinero más grande.

“Este bono nos viene a suplir muchas cosas porque el huevito se vende a cuatro córdobas y en diez huevos ya son 40 córdobas y con eso ya compramos la comida para las gallinas y en el caso de las cerdas hay algunas que paren diez chanchitos y conforme las orientaciones que nos han explicado podemos vender unas cinco y se dejan cinco para la reproducción y con esas cinco se compra la comida y se hacen las mejoras al chiquero, una inversión a futuro para mejorar la economía del hogar”.