En búsqueda de proteger la vida, la integridad física y los bienes de las personas, las familias y las comunidades, durante los próximos 30 días la Policía Nacional estará realizando las coordinaciones necesarias con las distintas cooperativas, federaciones y empresas de transporte colectivo y escolar para que sean instalados los dispositivos de posicionamiento global en las distintas unidades que prestan el servicio de traslado de estudiantes y de pasajeros a nivel urbano e interurbano.

El Comisionado Mayor Norman Castillo, segundo jefe de la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional, afirmó que a través de estos dispositivos se logrará llevar un control de la velocidad emprendida por las unidades de transporte mientras trasladan pasajeros, así como la cantidad de pasajeros que llevan a bordo, control que se realizará en las terminales de buses urbanas e interurbanas con agentes policiales y funcionarios de las alcaldías y la Dirección General de Transporte Terrestre Automotor.

“Vamos a estar estableciendo controles en las terminales como en los puntos intermedio, donde como institución policial llevamos a cabo el plan de seguridad en carreteras. Tenemos aproximadamente 270 puntos en las principales carreteras donde vamos a estar controlando el exceso de pasajeros”, sostuvo Castillo.

El jefe policial se refirió a su vez, a las medidas que estarán imponiendo a quienes no cumplan con lo establecido por la ley de tránsito y las regulaciones de las diferentes instituciones que regulan el tránsito y la circulación de las unidades de transporte público y privado, tomando en cuenta que una vez instalados los GPS, los vehículos no podrán circular a velocidades mayores a los 60 kilómetros por hora, ni con excesos de carga.

“La ley 431 en su reforma establece sanciones o multas para diferentes comportamientos que generan accidentes de tránsito, en este caso sería por conducir a exceso de velocidad, ya que esta situación será regulada a través de los sistemas de GPS, mismos que reflejarán el número de placa de quienes infrinjan la ley” refirió.

Por su parte, los usuarios del transporte urbano colectivo, catalogan de positiva la medida a implementarse en los próximos días, aduciendo que se reducirán los índices de accidentes, muertes y se garantizará un mejor servicio.

“Considero que es bueno que se implemente la regulación del servicio de transporte, pues la mayor parte del tiempo, los transportistas conducen a alta velocidad, sobrepasan la capacidad de las unidades, lo cual expone nuestras vidas y la de los mismos conductores” señaló Nora Payán.

“A veces recibimos maltrato por parte de los conductores de los buses y eso se ve reflejado en la sobre carga que le montan a la unidad, para los adultos mayores muchas veces es difícil viajar en bus porque cuando van llenos ni se detienen en las paradas y cuando se les hace tarde van a grandes velocidades” finalizó Romualdo Artola.