Operarios de la Alcaldía de Managua (ALMA) se encuentran trabajando en el cauce El Dorado, retirando una enorme cantidad de sedimentos y basura.

Esta labor de la municipalidad tiene como objetivo apoyar los esfuerzos del Gobierno central en la lucha antiepidémica.

La limpieza de este cauce está programada a finalizar dentro de una semana, sin embargo, la limpieza de la totalidad de cauces revestidos tendrá una duración de 90 días, según Elmer García, encargado de este proceso por parte de la Alcaldía Capitalina.

García expresó que los trabajos se realizarán a lo largo de 58 kilómetros de cauces.

El cauce del Dorado está catalogado como un lugar prioritario, ya que en este sector se acumulan una gran cantidad de sedimentos y basuras acarreados por otros tres cauces que desembocan en este.

Si bien se ha reducido en un 20 por ciento el tonelaje de material retirado gracias a las “estaciones de transferencia” instaladas en diferentes barrios, García afirmó que el tema de la basura en estos sistemas de agua pluvial sigue siendo un problema, como consecuencia de que la población no toma conciencia de los riesgos que eso representa para la salud.

En este sentido, para los pobladores de los barrios aledaños al cauce El Dorado el trabajo que está realizando la municipalidad redunda en un gran beneficio al combatir las epidemias.

“Esto nos afecta a todos. Debemos hacer conciencia para evitar esas cosas”, dijo Pedro Leiva, quien dio como ejemplo el virus sika, el cual “a las mujeres les afecta el feto".

Los moradores de las casas cercanas enfatizan que cuando llueve fuerte la gran cantidad de sedimentos acarreado por las aguas provoca el desborde del cauce y por tanto la inundación de las viviendas. Sin embargo, pobladores como Adela González reiteran que actualmente el mayor temor que tienen son las epidemias como el dengue, el sika y el chikungunya.

González aseguró que solo la higiene es la que podrá librar a la ciudadanía de estas enfermedades.