La nutricionista Ninosca Cruz, del Centro de Salud Róger Osorio, recomendó a los padres de familia de los niños que están iniciando el año lectivo 2016, alistarles en su lonchera una merienda nutritiva, rica en vitaminas y minerales.

"Es importante que todos los padres sepan que los niños siempre necesitan una merienda en el periodo escolar y es importante también que ellos sepan que hay que alistarles la lonchera con alimentos que sean ricos en vitaminas y minerales, especialmente frutas como papaya, mango maduro, piña, banano, mandarinas y naranjas", comentó.

Cruz recordó que en la mayoría de los centros educativos públicos, los niños reciben una merienda escolar rica en calorías y proteínas, pero recomendó acompañar ese alimento con las vitaminas y minerales que aportan las frutas.

Explicó que en el periodo escolar es deseable que los niños vayan desayunados desde su casa "porque eso aumenta el rendimiento académico de los niños, porque a mayor calorías en su cuerpo, el cerebro produce más oxígeno y eso hace que el niño no se duerma en el aula de clases".

"La mayoría de las veces cuando los niños se duermen se debe principalmente a que los niños llegan a la escuela sin desayunar", mencionó Cruz.

En ese sentido, indicó que la merienda escolar garantizada por el Gobierno Sandinista es un alimento rico. "A todos nos gusta el arroz, frijol, queso, tortilla, es un alimento fundamental, donde participan los padres de familia, es una comida casera".

La nutricionista también recomendó a los padres de familia no darle dinero a los niños para ir a la escuela, porque eso propicia que terminen consumiendo chiverías que no les garantizan los nutrientes necesarios y aunque generan una sensación de saciedad el cuerpo no se alimenta.

Cruz explicó que en el país se producen suficientes alimentos para que los padres tengan alternativas sobre qué incluirles en la lonchera para la merienda.

Indicó que incluir galletas, gaseosas, jugos enlatados o comida chatarra más bien perjudica la salud de los niños, porque no se nutren y se llenan de calorías vacías.

Finalmente la nutricionista explicó que la etapa escolar es un momento de crecimiento y desarrollo en la que los niños necesitan estar bien nutridos y eso es fundamental para que tengan un buen rendimiento académico.