Los datos más certeros llegan desde Dinamarca. La alerta en América Latina ya está instalada desde hace meses, cuando en Brasil comenzaron surgir los primeros casos. Ahora, son varios los países afectados y desde la Organización Mundial de la Salud confirmaron que el virus se extenderá a todo el continente, aunque no afectará de forma grave Canadá y Chile.

En este contexto, comenzaron las repercusiones en Europa. Hoy se confirmó que un turista danés contrajo el virus del zika tras visitar América Central y del Sur, según funcionarios de un hospital de Dinamarca.

Los síntomas del paciente son fiebre, dolor de cabeza y muscular. El diagnóstico fue confirmado por el hospital universitario Aarhus. El centro no ofreció más detalles pero apuntó que hay poco riesgo de que la enfermedad se extienda por el país ya que no se detectó presencia del mosquito portador del virus.

No es solo Dinamarca el país del continente hasta ahora afectado. Romit Jain, del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades en Estocolmo, dijo que se fueron confirmados casos además en Alemania, Holanda y Gran Bretaña.

Durante el verano se detectó otro caso en Suecia, explicaron desde la Agencia de Salud Pública sueca e indicaron que el paciente contrajo la enfermedad durante un viaje y que no había nada "dramático" sobre el caso.

En la Unión Europea, el zika no es una enfermedad que deba reportarse, lo que supone que los países del bloque no están obligados a informar al Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. La presentación de informes varía según los estados.

El virus, transmitido por el mosquito Aedes aegypti, se expandió por varios países de América Latina provocando alarma porque el contagio en mujeres en la etapa inicial del embarazo puede causar microcefalia -que limita el desarrollo del cerebro- en el bebé.

El virus lleva el nombre del bosque de Uganda en el que fue descubierto en 1947.