En las redes sociales se ha vuelto controversial la publicación de unas fotos que hiciera este lunes Francisco Rivera Ordoñez, a través de su cuenta en Instagram, en la quese le ve lidiando con un toro de gran tamaño mientras carga en brazos a su hija de cinco meses.

El torero ha sido muy criticado en las redes sociales por este comportamiento y muchos seguidores han mostrado su disgusto por lo que creen que ha sido un acto irresponsable y peligroso.

El mensaje que el español quería transmitir con estas imágenes es su amor por los toros y la tradición que en su familia existe por esta actividad, que llevan defendiendo cinco generaciones, dado que su padre también lidió con un toro con él en brazos cuando era un bebé.

En la foto se ve a Rivera sosteniendo a Carmen, que nació hace cinco meses, esquivando la embestida de un toro herido, con sangre brotando de una herida. Además, el español asegura que también toreó con su hija Cayetana, fruto de un matrimonio anterior y que ahora tiene 16 años, cuando esta era pequeña.

Luego publicó otra imagen de su padre sosteniendo a el propio Rivera cuando era pequeño, para demostrar esta tradición y su “orgullo de sangre“. “Viva la mejor herencia, el sentimiento, la pureza, honor”, dice el torero.

Esta situación ha sido comparada con la misma que realizara en 2004 Steve Irwin, el famoso documentalista australiano que protagonizaba la serie “El Cazador de Cocodrilos”.

El 2 de enero de 2004, Irwin fue criticado por grabarse mientras alimentaba con su brazo izquierdo a un cocodrilo de cuatro metros de largo sosteniendo a su bebé de un mes en el brazo derecho.

Lo hizo con público y en el zoológico del estado australiano de Queensland que dirigía. En ese momento, la escena fue comparada con la imagen de Michael Jackson asomando a su hijo por el balcón en 2002.