Los 20 vendedores de mariscos del mercado Israel Lewites, confirmaron que hasta el momento las ventas se mantienen estables y los precios no han sufrido grandes variaciones.

Los comerciantes de este sector, explicaron que ya están ofertando todos los productos marinos que las familias acostumbran consumir en verano y durante Semana Santa.

Carmen Palacios, indicó que ella está ofertando cabezas de pargo para la sopa, filetes de curvina, de pargo, macarela, sardinas, chacalines y pescado seco.

María López, otra de las vendedoras de mariscos en el mercado, dijo que ahorita faltan algunos productos porque la pesca está mala debido a que los fuertes vientos y el oleaje no permite realizar bien el trabajo.

Sin embargo, manifestó que se está sacando suficiente marisco para abastecer el mercado, además ya están planificando las ventas de la temporada alta de verano.

"Yo tengo camarones, pargo, curvina, róbalo... la población está viniendo a comprar y lo que más busca es el pargo, la curvina y el filete sin espinas, los precios de estos productos varían entre los 65 y 70 libras.

Los comerciantes comentaron que los productos que venden son frescos y de calidad. El producto es traído desde Masachapa, Casares y Corinto.