El Hyperloop, un tren capaz de alcanzar los 1100 kilómetros por hora, podría funcionar en California a partir de 2018.

SpaceX, la compañía del innovador Elon Musk, ha pedido la licencia de obra para llevar adelante su ambicioso proyecto: unir las ciudades de San Francisco y Los Ángeles (separadas por 563 kilómetros) en solo 30 minutos y con precios asequibles (que bordean los 30 dólares).

¿Cómo funciona?

Se trata de una cápsula que circula sobre un colchón de baja presión, lo que le permite viajar a los 1100 kilómetros por hora, cuatro veces más que la velocidad de un tren bala.

La parte más complicada del proyecto es el tubo donde se transporta el tren, este lo hará inmune al clima.