El volcán Chaparrastique en el departamento salvadoreño de San Miguel, a unos 145 kilómetros al este de esta capital, continúa con su actividad interna inestable.

De acuerdo con información reciente del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), en las últimas horas los valores de la vibración sísmica del volcán han fluctuado entre 203 y 301 unidades RSAM promedio por hora, cuando lo normal son 50.

Asimismo, los datos de dióxido de azufre registrados por la estación DOAS ubicada en el municipio de San Jorge continúan presentado fluctuaciones, lo que indica la inestabilidad del sistema interno del volcán.

Las imágenes captadas por la cámara de vigilancia ubicada en el Cerro El Pacayal, continúan mostrando pulsos de gases emanados desde el cráter, señala el MARN.

Este comportamiento inestable del coloso de dos mil 129 metros sobre el nivel del mar puede mantenerse así durante los próximos días y no se descarta incremento en la actividad con la posibilidad de volver a emitir cenizas e incluso que genere magma a la superficie, lo cual es típico en un volcán activo.

De acuerdo con el MARN, desde la erupción del 29 de diciembre de 2013, se han registrado un total de 23 episodios eruptivos similares al actual (con emisión de gases y cenizas).

Ante este panorama, el MARN continúa su dispositivo de monitoreo reforzado y mantiene una comunicación estrecha con la Dirección General de Protección Civil y observadores locales.

La entidad reiteró su llamado a periodistas y particulares a no acercarse a la parte alta del volcán, debido al grado de peligrosidad que la actividad presenta y la posibilidad de ocurrir súbitas explosiones y fuertes emisiones de gases.