Centenares de feligreses de la Parroquia El Carmen de Managua, celebraron la solemnidad del Niño Jesús de Praga que la Iglesia Católica Universal conmemora en este día.

Antes de la Santa Misa, una concurrida procesión en la que participaron mayoritariamente niños llevando consigo la venerada imagen del Niño Jesús de Praga, recorrió las calles del Residencial El Carmen.

Acompañaron el recorrido devotos, el párroco Fray Alonso de Jesús García y chicheros con alegre música dedicada al santo.

El párroco Fray Alonso de Jesús, recordó que la celebración del Niño Jesús de Praga se remonta al año 1670 en Checoslovaquia, cuando una princesa regaló a esa congregación una imagen del Niño Jesús de Praga.

"Nosotros somos los carmelitas descalzos, somos una congregación religiosa del Siglo XVI fundada por Santa Teresa. Cuando los Carmelitas llegaron a Checoslovaquia en el año 1670 recibieron una hermosa imagen que era una talla española, pero la princesa de ese lugar se la dio a los Carmelitas y les dijo: Si le piden siempre a Jesús se los va a conceder", relató.

"Entonces se extendió por toda esa región esta hermosa devoción, que ahora es una devoción que está en todo el mundo y los Carmelitas siempre hemos propagado. Por eso aquí en la Iglesia de El Carmen que es de factura carmelitana, desde el año 1952 que llegaron los frailes se ha intentado promover esta vocación", agregó.

Fray Alonso, destacó que el amor y devoción al Niño Jesús de Praga ya se ha extendido en toda la capital. "Hay muchas personas adultas que tienen la devoción al milagroso Niño Dios de Praga, por eso este día se congregan tanto en esta iglesia, porque es una devoción que se ha difundido en la ciudad capital por medio de los frailes que vinieron por primera vez acá".

Niño Jesús de Praga es milagroso

Algunos de los fieles católicos que participaron en la celebración, relataron que el Niño Jesús de Praga es muy milagroso.

Julia Bonilla, devota del Niño, comentó que "desde hace muchos años yo conozco que el Niño Jesús de Praga está en esta parroquia de El Carmen, siempre nos ha bendecido a los niños, a los ancianos, a los adultos; esperamos que siempre nos siga bendiciendo el Niño Jesús de Praga y necesitamos siempre su bendición para todo el mundo, porque desde donde él salió, hasta donde él ha llegado, ha llegado en grande no en pequeño".

Bonilla dijo que este año las familias católicas le piden al Niño Jesús que siga bendiciendo a Nicaragua con más Paz.

Blanca Ríos, miembro del apostolado Niño Jesús de Praga, comentó que es un santo muy milagroso sobre todo con las familias.

"A las parejas que no pueden a veces concebir niño, él les ha dado la gracia de tener sus hijos. Es una gran bendición para toda la familia, esta es una gran fiesta para nosotros, hoy es su celebración grande por todos los milagros que ha realizado a través de todos los tiempos".

Ríos explicó que el apostolado que realizan está dedicado a los niños de la parroquia y los pequeños enfermos del Hospital la Mascota.

Después de la Misa, los miembros del apostolado reparten obsequios, comida y golosinas a los niños que participaron en la celebración del Niño Jesús de Praga.