Varios centros de estudio privado iniciaron este lunes las clases del año lectivo 2016. En el Colegio Doris Tijerino, de Managua, maestros y alumnos ya están integrados en la labor educativa.

La profesora Lenis Almanza, directora del Colegio Doris María Morales Tijerino, explicó que en el caso de ese centro, la apertura temprana del año escolar se debe a que el colegio hace unas semanas preparatorias para que los estudiantes se adapten al inicio de las clases.

"Estamos haciendo apertura del año escolar, pedimos permiso especial porque este es un colegio abierto a la diversidad, tenemos niños integrados, y tenemos que hacer toda una preparación y todo un ambiente para poderlos atender, tenemos una semana de adaptación donde los maestros han planificado actividades especiales, dinámicas, juegos para que los niños tengan la oportunidad de integrarse, unos con otros, y además hacer todo un diagnostico para hacer las adaptaciones o transformaciones curriculares que hay que hacer para los niños integrados", explicó Almanza.

En ese centro educativo se atienden niños y jóvenes desde primer grado hasta undécimo grado. En el colegio estudian entre 250 y 270 alumnos.

"Hemos pretendido que sea un colegio pequeño, no hemos querido ampliar cobertura, porque así creemos que de esta manera los vamos a atender mejor a los muchachos", explicó Almanza.

La directora explicó que este año se va a trabajar con 6 ejes importantes, entre ellos mencionó la educación en valores, fomentando el respeto, la honestidad y la responsabilidad.

"Sentimos que si nosotros logramos fomentar en los muchachos esos tres valores, todo lo demás viene por añadidura", afirmó.

Por su parte la profesora Cristian Padilla, responsable del área de psicología, explicó que los niños con capacidades diferentes se integran en el aula de clases. "Con cada maestro vemos las dificultades, nos reunimos con los padres para saber cuál es la discapacidad que el niño presenta y dependiendo de la discapacidad se le va haciendo una adecuación curricular", comentó.

Padilla mencionó que cuando los niños con capacidades diferentes se integran a un aula de clases normal, aprenden observando. "Ellos aprenden de su alrededor y también ayudamos a los demás alumnos a que ellos puedan ser parte de este crecimiento de estos niños y que ellos se vayan adecuando a que en la vida tenemos personas con dificultades también y hay que apoyarlas", indicó Padilla.