Con mucho fervor religioso, miles de feligreses católicos de distintas partes del país se dieron citael domingo 24 de eneroen el Santuario Nacional del Señor de Esquipulasdel Sauce, para celebrar la Novena dedicada al Señor de los Milagros y de esta forma culminarde una de las fiestas patronales más extensas de Nicaragua.

Peregrinos de los municipios de Villanueva, Somotillo, Estelí y provenientes de la hermana república de Honduras se trasladan año con año para pagar promesa o para solicitar algún milagro de parte de la venerada imagen.
La señora Odilia Maradiaga expresó pertenecer a una de las comunidades religiosas del municipio de Corinto y que “por ser una primera experiencia se sintió muy dichosa, pues se lleva una hermosa impresión de la fe con la que se manifiestan los promesantes”.

La señora Ninelg Miguelina Flores, originaria de la ciudad hondureña Choluteca, dijo que ellos participan desde hace más de 50 años en estas celebraciones, y que “sus hijos y nietos han heredado esta tradición familiar que se la transmitió su esposo ya fallecido.”

Por su parte, la Policía Nacional se encargó de resguardar la seguridad durante todas estas fiestas, en las que se desbordaron muchísimos visitantes nacionales y extranjeros, la presencia de esta institución del orden público les garantizó la alegría y la paz a todo el pueblo sauceño.

La procesión del Señor de los Milagros recorrió algunas calles de este municipio del norte de León y al mediodía dio inicio la misa en la Parroquia del pueblo, oficiada por Monseñor Silvio José Báez, quien fue invitación por el Obispo de la Diócesis de León y Chinandega, Monseñor Bosco María Vivas Róbelo.