El mosquito Aedes, género frecuente en todo el mundo -en especial en áreas tropicales y subtropicales-, puede transmitir los virus del dengue, chikungunya, fiebre amarilla y el zika, sospechoso de causar malformaciones fetales y que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se expandirá por el continente americano, excepto Canadá y Chile, donde no hay presencia del insecto.

El virus ya está presente en 21 de los 55 países de las Américas, indicó la OMS en un comunicado emitido el domingo. De acuerdo a la organización, "el virus zika seguirá extendiéndose y probablemente afectará a todos los países y territorios de la región en los que haya mosquitos Aedes".

La OMS explicó que, como la población de la región no se ha visto expuesta al virus antes de que emergiera en Brasil en mayo pasado, no hay inmunidad, lo que permite que la enfermedad se extienda más rápido.

"La propagación explosiva del virus zika a nuevas áreas geográficas con escasa inmunidad entre la población es motivo de preocupación, sobre todo dado el posible vínculo entre las infecciones durante el embarazo y los niños nacidos con microcefalia", dijo Margaret Chan, directora de la OMS, este lunes. Chan destacó que "el vínculo causal entre la infección por el virus zika en el embarazo y la microcefalia no se ha comprobado", aunque los indicios existentes "son sugerentes y sumamente preocupantes".

La agencia de la ONU señaló que si bien está claro que el mosquito Aedes transmite el virus zika, las pruebas de una transmisión por otras vías son de momento limitadas. "Se ha descrito un posible caso de transmisión sexual entre dos personas", señaló la OMS, destacando que se necesitan más pruebas para demostrar esa hipótesis.