Numerosos daños materiales ha dejado en Chile el fuerte temporal de lluvias que ha afectado la zona central y el litoral de esta nación sudamericana, donde se han registrado olas de hasta 5 metros de altura y deslizamientos de tierra.

Los principales daños se han reportado en la región de Valparaíso, sobre todo en la ciudad turística de Viña del Mar.

Las autoridades están evaluando la situación y valoran el cierre de los balnearios hasta que transcurra el fenómeno. Mientras, hacen un llamado a las personas a tomar medidas de precaución.

Tenemos olas "de alrededor 5 metros. Pero una cosa es la altura y otra es la energía que trae esa ola que además se proyecta rompe en los roqueríos y posteriormente avanza con mucha fuerza", declaró el gobernador marítimo de Valparaíso, Rodrigo Vatuonne, a medios locales.

El agua ha llegado a los estacionamientos subterráneos y a muchos locales comerciales. Las olas arrastran además arena y rocas. En las redes sociales numerosos usuarios han compartido espectaculares imágenes de las olas o de la destrucción dejada a su paso.

Por otro lado, el paso fronterizo entre Chile y Argentina de Los Libertadores, permanece cerrado al tráfico tras registrarse aluviones y fuertes lluvias del lado argentino. El paso ha sido abierto de manera temporal para permitir el paso de unos 175 vehículos que se encontraban detenidos sin poder continuar el viaje, confirmó María Victoria Rodríguez, gobernadora de la población chilena de Los Andes, en la región de Valparaíso, al canal de televisión nacional TVN.

Sin embargo el paso continuará cerrado durante al menos un par de días y se recomienda que se busquen rutas alternativas.

"Gendarmería informa que aluviones fueron de gran envergadura, se recomienda cruzar por otros pasos, ante la posibilidad que cierre dure días", afirmó por Twitter la gobernación de Los Andes.