China elevó hoy la alerta por el peor frente frío en décadas que vive el país, donde está previsto que este fin de semana se registren las temperaturas más bajas del invierno.

El Centro Meteorológico Nacional (CMN) subió la alerta por la bajada de entre 6 y 10 grados centígrados en algunas partes del norte de China, después de decretar ya ayer una primera alerta.

En Pekín, las temperaturas se precipitarán la próxima madrugada a 16 grados bajo cero, la mínima de los últimos 30 años, por lo que la ciudad se ha preparado para afrontar las posibles consecuencias, indica hoy la agencia oficial Xinhua.

Entre las medidas previstas, hay un dispositivo de 465 vehículos de reparación de emergencia y 15 generadores extra.

Asimismo, las autoridades de Pekín y de la municipalidad de Tianjin, al noreste de la capital, han ordenado a las compañías que suban la calefacción, han equipado a algunos empleados del Gobierno que trabajan en el exterior con ropa adecuada, entre ellos la policía de tráfico, y han reducido sus turnos.