El Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) José Adán Aguerri, criticó la posición de pequeños sectores que están enfocados en desvirtuar y ridiculizar la negociación que dio como resultado el acuerdo de reducción de la tarifa de energía.

"Hemos visto algunas publicaciones que han querido presentar esta negociación como que es ridícula, insignificante y sugieren que la tarifa ahora se reduzca mensualmente. Nosotros no conocemos de ningún país donde se esté reduciendo o se está incrementando una tarifa energética mensualmente", indicó Aguerri.

El representante de la empresa privada, reiteró que aquí lo que se dio fue un proceso que asegura que tengamos ahorros acumulados cada tres meses, y que se traduzcan esos ahorros acumulados cada tres meses en reducción de tarifas cada tres meses.

En ese sentido, indicó que "querer hacerle creer a la gente de que la reducción es de 4% y que esa es ya la reducción como que si no va a haber otra reducción de nuevo, es volver a jugar con las posiciones individuales y perder la objetividad".

"Nosotros explicábamos el jueves en la tarde que ese 4% se acumula al 10% de abril, mencionamos que el primero de mayo, el primero de agosto y el primero de noviembre, si los precios continúan como están hoy, se van a aumentar los ahorros cada tres meses. Estamos hablando que en menos de un año llevamos un acumulado de 14% y que tal como está el escenario hoy, estamos por lo menos proyectando otros 8 puntos adicionales de ahorro entre el primero de febrero y el primero de noviembre, porque sería esa la última fecha del año 2016 donde se tendría que dar esa reducción de tarifa", explicó.

Aguerri reiteró que con esa metodología de cálculo se está proyectando es un ahorro superior a lo que solicitó el Cosep de 10% en el año. "Estamos, bajo el esquema que se ha negociado, probablemente obteniendo más de 10% en el año tal como están los precios hoy", dijo Aguerri y recordó que este esquema asegura que no se tenga que esperar un año completo para hacer una revisión de la tarifa y luego ajustarla.

"En los otros países de Centroamérica no existe una periodicidad determinada para poder hacer esos ajustes. Hoy Nicaragua tiene ya un compromiso que permite asegurar que cada tres meses nosotros vamos a revisar estos números y que los ahorros que existan van a ser trasladados a tarifas para todos los consumidores, y eso incluye desde el subsidiado hasta la empresa más grande", señaló.

Este "ha sido un esfuerzo que nos ha permitido pasar de un escenario especulativo a un escenario cierto, asegurando que se traslade esa reducción de energía a la población y a las empresas", concluyó.