Según Marcio Baca, director de Meteorología del Ineter, el cambio climático saltó a la palestra pública hace unos 20 años, de tal manera que actualmente sea uno de los temas de mayor preocupación mundial.

En Nicaragua, aseguró, que tanto instituciones gubernamentales como no-gubernamentales se están dedicando a la investigación de los posibles escenarios e impactos que tendrá este fenómeno en el país.

“Necesitamos enrumbarnos por el camino correcto para que sobre la base de estas investigaciones se tomen las decisiones”, indicó Baca, haciendo hincapié en la definición de una estrategia de adaptabilidad para reducir el impacto del cambio climático sobre Nicaragua,

María Eugenia Baltodano, representante del Centro Internacional de Agricultura Tropical, aseguró que para Nicaragua es fundamental prepararse para todos los posibles escenarios.

“Somos un país eminentemente agrícola, vivimos de la agricultura, mucha gente nuestra vive de la agricultura, por eso es importante ir conociendo y además difundiendo este tipo de información”, afirmó.

De acuerdo a los expertos uno de los rubros productivos donde más repercutirá negativamente el cambio climático será el café, pues con el incremento de las temperaturas se reducirán las zonas aptas para su cultivo.