La representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Socorro Gross, anunció que Nicaragua está mejorando las capacidades para el diagnóstico y combate de enfermedades con la puesta en marcha de un nuevo laboratorio de Bioseguridad Nivel III.

Gross reconoció que el Gobierno Sandinista en coordinación con la OPS/OMS, está invirtiendo fuertemente en el fortalecimientos de las capacidades de los laboratorios del sector público, lo que garantiza mayor atención de calidad al pueblo nicaragüense.

"Realmente ha sido una prioridad para la OPS, una prioridad para el país, por supuesto, y en este momento estamos en la consolidación de la apertura del nuevo laboratorio, especialmente de las capacidades de este laboratorio, de las posibilidades de tener en Nicaragua un laboratorio de Bioseguridad Nivel 3 y que le dará a Nicaragua y Centroamérica unas capacidades muchísimos mejores para la vigilancia de las enfermedades y especialmente para el cumplimiento del reglamento sanitario internacional", dijo Gross.

Con la puesta en marcha de este laboratorio en pocas semanas, se superaran las capacidades hasta ahora instalada en Centroamérica, lo que permitirá hacer diagnostico de enfermedades de diferentes tipos “de patógenos” que hasta el momento no se pueden realizar por no tener este tipo de infraestructura científica de nivel 3.

“Realmente la inversión que se ha hecho en Nicaragua es muy grande, son dos áreas de bioseguridad 3 que se están abriendo de manera simultánea, nuestra cooperación tiene que ver con eso, pero también tiene que ver con otras áreas que se vienen fortaleciendo en el país, como es el área de control de brotes (…) sabemos que en la región hemos tenido la entrada muy reciente en términos de dos años, de dos virus nuevos que la región no había tenido, como es el chikungunya y ahora el zica que Nicaragua todavía no lo tiene, pero que sabemos que otros países de la región ya lo tienen”, manifestó Gross, que resaltó que ya Nicaragua tiene capacidades para el diagnóstico del zica desde el año pasado.

Añadió que todas estas capacidades que el país fortalece, realmente abonan a la vigilancia de la salud en Nicaragua, a la prevención de enfermedades, “pero especialmente a esas capacidades que tiene Centroamérica en su región”.

En ese sentido se encuentran en el país, especialistas y expertos de la OPS/OMS que están haciendo las evaluaciones relacionadas al laboratorio.

Jean Marc-Gabastou, asesor regional en servicios de laboratorios de salud pública de la OPS, manifestó que a solicitud del Gobierno Sandinista, están acompañando a Nicaragua en el proceso de consolidación y mejoramiento de la infraestructura, de las capacidades de respuesta ante emergencia de brotes de los nuevos virus que afectan a la región y al mundo.

Indicó que ante estos virus como el zica, que dejan secuelas a las mujeres embarazadas y eventualmente al bebe.

“Estamos ante una situación alarmante (en la región) por lo cual estamos apoyando a los países de la región en la respuesta adecuada y esta respuesta empieza por el diagnostico temprano de los virus a través de los mecanismos de alerta-respuesta, de ahí nuestro papel en acompañar al Centro Nacional de Referencia y Diagnóstico de Nicaragua, para dotarse con los instrumentos diagnóstico más avanzados para responder a esta alerta, entre otros”, dijo Gabastou.

En ese sentido se está llevando un proceso de reforma y reingeniería de la institución, que incluye su marco legal que corresponde a una visión de vigilancia en la salud pública. Además de Gabastou, también se encuentra Guillermo Gonzálvez, Asesor en Vigilancia de la Salud, Prevención y Control de Enfermedades de la OPS, Andrés Lescano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y Mauricio Cerpa, epidemiólogo de influenza de la OPS. Todos ellos mantendrán encuentro y reuniones con funcionarios del Ministerio de Salud.