Con una demostración de la cultura, la gastronomía y la religiosidad propia de su tierra los diriambinos continuaron este miércoles con los festejos dedicados a su patrono San Sebastián, al realizar una solemne Eucaristía oficiada por Su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo de Managua.

"Al celebrar hoy las fiestas de San Sebastián implica para cada uno de nosotros ser verdaderos testigos. En un momento podrá ser difícil pero ahí tenemos el testimonio de San Sebastián que fue prácticamente asesinado y su sangre vino a fortalecer la Iglesia, vino a fortalecer la fe de muchos hombres y mujeres de esta iglesia y no hay duda que hoy tambien sigue fortaleciendo nuestra fe, fe que sentimos de Él que es la que nos tiene que llevar a todos a ser verdaderamente testigos del Señor", manifestó el Cardenal Brenes.

El Arzobispo destacó las distintas características de estas fiestas patronales que convocan cada año a miles de fieles devotos que más allá de asistir por la riqueza cultural y folclórica de las mismas asisten para sentir el amor de Dios a través de la imagen de San Sebastián.

Una vez concluida la celebración eucarística, diversas agrupaciones dancisticas de la zona rindieron homenaje a San Sebastián realizando una demostración de los bailes característicos de esa localidad del departamento de Carazo previo a la salida de la imagen en una solemne procesión que recorrió algunas calles de Diriamba haciendo acompañar de Santiago Apóstol, San Marcos y San Caralampio.

En el marco de esta tradición, en horas del mediodía los promesantes pudieron disfrutar parte de la comida que se sirve en honor al santo patrono en la Enramada del Mayordomo, donde a los fieles se les entregó Chicha de Jengibre, Rosquillas, Pinolillo, Cajeta Negra y el tradicional Picadillo, conservando de esta manera la riqueza cultural de las festividades propias del pueblo nicaragüense.

Fieles asisten a celebraciones para pagar promesas y pedir favores a San Sebastián

A estas festividades dedicadas a San Sebastián, miles de feligreses acuden al templo para pagar promesas y hacer peticiones por la salud de algún familiar o para que les ayuden con sus cultivos y encaminar sus vidas por la senda de Jesús.

Leonor Centeno aseguró que asiste cada año a las celebraciones dedicadas al patrono de los diriambinos, porque ella es una fiel devota y cree en la imagen de este santo de quien ha recibido muchos milagros.

“Bastantes milagros me ha hecho San Sebastián, por eso siempre participo en las fiestas y vengo cada año a rezarle y a pedirle por la salud de mi familia”, comentó doña Modesta Hernández.

Miguel Navarro acudió a la Santa Misa para agradecer al patrono por todos los milagros recibidos. “Yo vengo cada años a rezarle, porque lo que le he pedido a San Sebastián él me lo ha concedido y eso nunca lo olvidaré”.