El desarrollo de importantes de obras de infraestructura vial y construcción de viviendas, son dos aspectos sobre los cuales el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, estará trabajando durante este 2016, Año de la Buena Esperanza.

En el marco del Plan de Buen Gobierno 2016 “Trabajando juntos como Gran Familia” se contempla brindar mejores condiciones de movilidad a más 2.5 millones de nicaragüenses y generar cerca de 10,000 empleos directos temporales a través de la construcción de 215 kilómetros de carreteras nuevas en los departamentos de Chinandega, León, Managua, Masaya, Carazo y Rivas, así como nuevas vías de acceso en Granada, Boaco, Chontales, Matagalpa, Jinotega, Estelí, Madriz, Costa Caribe Norte y Sur.

Dentro de este mismo plan se ha establecido el mantenimiento a 697.3 kilómetros de caminos y carreteras en todo el país, al igual que la construcción, reconstrucción y reparación de 672.5 metros lineales de puentes, los que incluyen 300 metros lineales de nuevos puentes en las zonas de Matagalpa, San Ramón, Matiguás, San Juan de Limay, Tipitapa, El Rama y la Costa Caribe, específicamente en SinSin, Españolina, Los Limones, Los Raudales y Sconfra.

Por otro lado, se trabajará en el mejoramiento del servicio de transporte terrestre y acuático, a través de la realización de 7,824 inspecciones mecánicas en 3,248 unidades de transporte, disminuyendo tiempos de movilización para 183.2 millones de viaje-pasajeros en todo el país.

Asimismo, se facilitará la inscripción en el Registro Nacional de Concesiones de 2,406 autorizaciones para operar el servicio intermunicipal.

25 mil nuevas viviendas

En cuanto a la seguridad habitacional de las familias nicaragüenses, el Gobierno Sandinista a través del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), impulsará la construcción y mejoramiento de 25,000 viviendas para igual número de familias a nivel nacional.

Estas soluciones habitacionales se desarrollarán en conjunto Gobierno Nacional, Gobiernos Locales y Sector Privado, generando 119,145 empleos directos y dinamizando el sector de la construcción.

Con este programa de viviendas, en el año de la Buena Esperanza 1,500 trabajadores del sector público y privado gozarán de la aplicación de la antigüedad laboral con fines habitacionales.