Al menos 21 personas murieron el miércoles en un ataque contra una universidad del noroeste de Pakistán reivindicado por una facción de los talibanes paquistaníes, la misma que perpetró una masacre contra una escuela de la región hace trece meses.

“El balance de muertos en el ataque terrorista se elevó a 21”, dijo a la agencia AFP el jefe de la policía regional Saeed Wazir, poco después del fin del ataque.

Los atacantes aprovecharon la espesa niebla matinal que envolvía la universidad de Bacha Khan en Pakistán, a 50 km de Peshawar, para lanzar el ataque.

Las fuerzas de seguridad cercaron rápidamente la zona y desplegaron tropas especiales con blindados y helicópteros, al tiempo que afluían las ambulancias.

El operativo terminó hacia el mediodía, indicó Wazir, que no precisó si entre los 21 muertos estaban incluidos los cuatro atacantes que el ejército dijo haber abatido y los talibanes mencionaron en la reivindicación del ataque. “En su mayoría, los estudiantes murieron baleados en la residencia para varones” del campus, precisó.

El ataque fue reivindicado por una facción del movimiento de los talibanes paquistaníes (TTP, Tehreek-e-Taliban Pakistani), pero la principal fuerza de ese movimiento lo condenó.

“Nuestros cuatro suicidas llevaron a cabo hoy el ataque a la universidad de Bacha Khan”, declaró por teléfono a la agencia AFP un cabecilla de los insurgentes, Umar Mansoor, desde un lugar desconocido.

Uma Mansoor, cerebro de la matanza en una escuela de Peshawar en 2014, que dejó más de 150 muertos, dijo que el ataque fue en represalia a una ofensiva del ejército en las zonas tribales fronterizas con Afganistán.

Otro portavoz del TTP, Muhammad Khurasani, anunció que los autores del ataque “no islámico” van a ser juzgados y condenados en nombre de la sharia (ley islámica).

“El TTP condena el ataque de hoy y se disocia de este ataque no islámico”, dijo Khurasani en un tuit.

El atentado fue condenado por el primer ministro de Pakistán Nawaz Sharif y por su homólogo indio Narendra Modi.