Al aniversario se unieron devotos de parroquias cercanas a La Concepción, quienes conocieron en vida al Padre Marlon Pupiro, y dieron testimonio de la obra que el sacerdote dejó edificada en los corazones de los concheños.

El oficio religioso fue precedido por el Arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes, quien señaló que este 20 de agostó se celebró un año de la partida del padre.

“Ha sido  todo un año en el cual los sacerdotes han sentido la partida de su hermano sacerdote, no hay duda que el pueblo de la Concepción también ha sentido la partida de su párroco”, expresó Brenes.

“Estuvo aquí un  buen tiempo pero supo entregarse, supo vivir intensamente  esa compañía de este pueblo anunciándole a Jesucristo”, comentó.

Aseguró que este primer aniversario “es un renovar ese dolor de hace un año. Ha sido una perdida, pero desde nuestro espíritu de fe,  sabemos que él, como ese grano de trigo que muere da  muchos frutos”.  

“Yo se que va a dar  muchos frutos en vocaciones, muchos frutos en conversión, muchos frutos en amistad, en cariño y en evangelización a este pueblo de la Concha”, manifestó el Arzobispo.

Por su parte los fieles católicos lamentaron el no tener al Padre Pupiro en vida, puesto que aseguran que sus consejos eran sabios, además que su misión era acercar la palabra de Dios a todos los hombres y mujeres por igual.

“Siempre lo recordaremos con mucho cariño, siempre en el corazón de los concheños el tendrá un lugar, este pueblo le debe mucho al Padre Pupiro”, señaló Concepción Espinoza, vecina de la iglesia.

“El Padre Pupiro fue ejemplar, el mantuvo viva la fe en nosotros, oramos para que el señor lo tenga en su Santa Gloria, el siempre nos va a acompañar”, expresó Benita Álvarez, otra de las fieles católicas del municipio de La Concepción.