El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, sostuvo un encuentro con la delegación rusa del Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, para abordar el importante avance en la instalación de un planta de vacunas en Nicaragua, que cuenta con el apoyo de la Federación de Rusia.

El Presidente Daniel se reunió con el director del Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, señor Victor Trujin; el embajador de Rusia en Nicaragua, Nikolay Mikhaylovich Vladimir; miembros de la delegación; también le acompañaron el presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López; el Compañero Laureano Ortega, y el Vicecanciller de Nicaragua para Europa del Este y Asia, Luis Molina Cuadra.

Durante el encuentro se presentó una maqueta que muestra el diseño final de la Planta de Vacunas "Metchnikoff", cuyo nombre es en homenaje al científico ruso Elie Metchnikoff, uno de los precursores de la inmunología.

El presidente del INSS, Roberto López, expuso que la planta será de 3 pisos y en total serán 3 mil metros cuadrados de construcción; las instalaciones de la planta están ubicadas en el kilómetro 6.5 de la carretera norte, donde queda Laboratorios Ramos.

"Se recibió primero 3.8 millones de dólares de Rusia y estamos entregando por parte del INSS también el primer aporte de capital; y para marzo estamos esperando la llegada de 10 millones de dólares adicionales de Rusia que van a permitir la construcción y el equipamiento de la planta, de manera que nosotros esperaríamos que para principios del año que viene ya la planta esté completamente equipada y lista para empezar las pruebas para funcionamiento", informó López.

Agregó que la Planta garantizará la producción de vacunas, inicialmente contra la influenza, que van a permitir disminuir la mortalidad que podamos tener no sólo en Nicaragua, sino en Centroamérica y en otros países de América Latina.

"Va a ser una planta moderna con tecnología nueva y estamos trabajando para que esta tecnología esté aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para que de esa manera cumpla con todos los requisitos necesarios y le demos la seguridad de la salud a nuestro pueblo y a los pueblos de Latinoamérica", indicó.

"Esta es una colaboración muy importante que está haciendo la Federación Rusa con Nicaragua y esperamos que esto vaya ampliándose y podamos ir produciendo otras vacunas que también permitan ayudar a toda la población", añadió López al inicio del encuentro.

López aseguró al Presidente Daniel y a los miembros de la Misión, que la obra física de la planta estará lista en octubre de este año; el equipamiento completo estará listo a principios del año que viene; las primeras pruebas se realizarán el próximo año y para finales de 2017 se espera comience la producción de vacunas con las certificaciones de las organizaciones correspondientes.

Vacunas son un arma para defender la vida

Luego de conocer todos los detalles del proyecto que desarrollan Rusia y Nicaragua, el Presidente Daniel Ortega afirmó que las vacunas son un arma para defender la vida de las familias y de los pueblos.

Daniel recordó que inicios de noviembre del 2015, la Ministra de Salud de la Federación de Rusia, Veronika Skvortsova, llegó al país para anunciar la decisión del Presidente Vladimir Putin, de empezar el proyecto de instalación de una planta de vacunas en Nicaragua.

"Aquí ella vino a ratificar lo que es la buena voluntad del presidente (Vladimir) Putin, del pueblo de la Federación Rusa, de seguir estrechando relaciones con Nicaragua. Y aquí ella vino a anunciar oficialmente que la Federación Rusa ya había aprobado el financiamiento para este proyecto de las vacunas por un monto de 14 millones de dólares", relató.

El Presidente valoró que el proyecto de la planta se trabaja en conjunto con la Federación Rusa y el objetivo fundamental es proteger a los niños, a las familias, ancianos, mujeres y a la población en general ante las amenazas continuas de las epidemias como la influenza, el dengue, el chikungunya y el zika.

En ese sentido, remarcó que las vacunas se convierten en un arma para la vida, para proteger a las familias, y en primer lugar para proteger la vida de los niños en Nicaragua y en toda la región.

"Precisamente este centro tiene un profundo contenido humanitario, social, humanitario. Para defender el derecho a la vida de las familias nicaragüenses, y de las familias centroamericanas. Porque estamos hablando de un proyecto que se está desarrollando con las capacidades suficientes para poder cubrir toda la región y donde se colocan recursos de la Federación Rusa, donde se colocan recursos del INSS, que son recursos de los trabajadores nicaragüenses, que van a un proyecto que va en beneficio de las familias de los trabajadores nicaragüenses, en lo que también es una inversión que va a dar más recursos al INSS para ampliar más proyectos como estos, para que se puedan seguir ampliando y profundizando los programas sobre las más diversas vacunas que están actualmente a la disposición en el mercado mundial, pero que no están accesibles para todos los pueblos", explicó.

"Ya teniendo un centro como éste, estamos garantizando una vacuna para el pueblo nicaragüense, para los pueblos centroamericanos y para los pueblos de Nuestramérica", aseguró Daniel.

El mandatario resaltó como un logro importante que a sólo dos meses y días del anuncio hecho por la Ministra de Salud de la Federación de Rusia en nombre del Presidente Putin "ya se están colocando los fondos, ya tenemos listo el diseño, ya tenemos listo el estudio, ya está el terreno, es decir ya vamos manos a la obra... este año empieza a construirse".

Reiteró que para el año 2018 ya se estarán fabricando las vacunas, se estarán distribuyendo al pueblo y a toda la región y más allá de Mesoamérica, al Caribe y a Latinoamérica.

Daniel resaltó el aporte y empeño que el actual embajador de la Federación Rusa en Nicaragua, señor Nikolay Mikhaylovich, puso en el proyecto al hacerlo caminar, igual que muchos otros proyectos que durante su gestión se realizaron en Nicaragua.

También dijo a los miembros de la misión rusa que en este proyecto se unieron los esfuerzos de Rusia y Nicaragua en la lucha por la vida, por la seguridad y la paz de las familias.

"Que las familias se sientan que pueden contar con vacunas para protegerse eso da seguridad, eso da tranquilidad, eso da paz en los hogares de las familias nicaragüenses", afirmó.

Resalta figura de Darío, amante de la Paz y de la Vida

Al finalizar el encuentro, el Presidente Daniel resaltó la figura del poeta Rubén Darío, cuya conmemoración del 149 aniversario de su natalicio se realizó el 18 de enero.

Indicó que este gran paso en la consolidación de la planta de vacunas, cuyo nombre es el del gran científico ruso Metchnikoff que aportó a la inmunología, se da en el marco de la Jornada Dariana.

"Darío que fue un amante de la paz y de la vida, Cantos de Vida y Esperanza… ¡y estos son cantos de vida y esperanza para nuestro pueblo! En honor a Darío les agradecemos compañeros que estemos dando este primer gran paso para contar con este gran centro para nuestro pueblo y los pueblos de nuestra región", expresó el Presidente Daniel.

Delegación rusa se muestra sorprendida por avance del proyecto

Por su parte, el director del Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, señor Victor Trujin, dijo mostrase muy sorprendido por el avance que está teniendo el proyecto.

Mencionó que está trabajando en un programa de capacitación del personal en Rusia y también se van a seleccionar algunos especialistas de allá para que vengan a Nicaragua a ayudar con el inicio de las operaciones.

También comentó que pasado mañana en la Habana, Cuba, arrancará un comité técnico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), donde se van a hablar sobre el conocimiento de la vacuna para la influenza, para poder registrarla para esta región.