El hombre más viejo del mundo era Yusutaro Koide, oriundo de Japón. El anciano caminaba y leía sin lentes. Sin embargo, una neumonía agotó su vitalidad y ayer falleció en el centro de ese país tras permanecer una largo tiempo en el hospital de la ciudad de Nagoya.

Koide había nacido antes que los Wright lograran volar en 1903. Fue sastre y llegó a ser un Récord Guinness, cuando muriera otro japonés nacido un mes antes.

Con sus 112 años, Koide caminaba, leía sin lentes y no tenía prótesis en la boca. "Lo mejor es evitar trabajar demasiado y vivir la vida con alegría", bromeó el anciano cuando fue reconocido como el hombre más viejo del mundo.

Por otro lado, la mujer más vieja del mundo es Susannah Mushatt Jones, de 116 años y vive en Nueva York.