Embajadores de todas partes del mundo, se sumaron este lunes 18 de enero, a los festejos realizados desde la ciudad de León en honor al poeta universal y Príncipe de las Letras Castellanas, Rubén Darío, quien arribó a su 149 natalicio.

Tras participar en el desfile central, en honor a estas festividades, por las principales calles y avenidas de la Primera Capital de la Revolución, la Embajadora del Ecuador en Nicaragua, compañera Aminta Buenaño, destacó que Rubén siempre fue un integracionista y latinoamericanista.

“Yo diría que no solamente es el nicaragüense universal, sino que es el latinoamericano universal. Representa ese sentido de Patria Grande, represente especialmente ese sentido de unidad, de amor absoluto por la palabra; de búsqueda de la belleza, sobre todas las cosas”, expresó.

Indicó que el bardo nicaragüense, y autor de Azul, representa una vocación de hispanidad, una vocación de integridad y es un orgullo para todos los que ven en él a un verdadero emancipador literario del continente.

En el contexto del inicio de la Jornada Dariana, la Embajada de México inauguró una exposición fotográfica sobre el viaje que hiciera Rubén Darío al pueblo rural de Teocelo, en el Estado de Veracruz.

En este sentido, el Embajador de este país en Nicaragua, compañero Miguel Díaz Reynoso, refirió que es muy emocionante ver cómo Darío describe a la población de Teocelo.

Aseguró que actualmente, en este pueblo rural de México, existe una calle que lleva el nombre del poeta Rubén Darío, en honor a su estadía.

“Hay muchas bibliotecas de todo el país dedicadas a Rubén Darío. Es un hombre muy reconocido en México. Darío y Sandino estuvieron en México, y seguimos recuperando ese legado. Cada día se escribe más sobre la estancia de ambos”, sostuvo Reynoso.

Mientras que el Embajador de Argentina en Nicaragua, compañero Marcelo Valle, al asistir a León a la inauguración del Simposio Internacional ‘Rubén Darío’, explicó que existe una relación intrínseca entre el poeta universal y su patria.

“La vinculación de Darío con Argentina, nosotros la honramos y agradecemos. Darío fue una persona que nos dio un panorama a la literatura mucho más vasto y amplio en cuanto a la lengua Castellana, y nos introdujo al modernismo”, expuso.

El diplomático, indicó que ‘El libertador de la lengua, como llamó Borges a Darío, de alguna manera nos hermana también con nuestro libertador de la independencia Sudamericana, San Martín.

“En Argentina hay una Biblioteca Nacional, donde hay un monumento dedicado a Darío; y también lo hay en la Isla Martín García, puesta también por un embajador nicaragüense en Buenos Aires”, refirió.

Valle informó que en los próximos días, se realizará en Argentina un importante simposio en honor al Centenario del Paso a la Inmortalidad del panida nicaragüense; además que se hará un publicación de su vasta obra en 20 tomos.

“Es permanente el reconocimiento a Darío, por haber permanecido de alguna manera en lo que llamó su patria espiritual”, destacó el diplomático Argentino, en el contexto de estos festejos en Nicaragua.