El municipio de Ciudad Darío, en el departamento de Matagalpa, estuvo de fiesta este lunes celebrando los 149 años del natalicio del Príncipe de Las Letras Castellanas, Félix Rubén García Sarmiento, "Rubén Darío", máxima expresión literaria de Nicaragua y una de las figuras más importantes de la lengua española.

A largo del día la humilde cuna de Rubén estuvo realizando una gran cantidad de actividades conmemorativas organizadas por la alcaldía local, el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) y el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).

Todo este festejo arrancó con el canto de Las Mañanitas en la casa natal. A esa bonita expresión de amor hacia el gran poeta le siguió un evento muy representativo como fue el concurso de pasteles, en el cual participaron 9 mujeres del municipio con diseños que evocaban tanto la obra como la vida de Rubén.

Una vez concluido el concurso hizo su entrada a la casa natal la Antorcha Dariana, procedente de Matagalpa.

Posterior a ello arrancaron las actividades culturales propiamente dichas, con un maratón poético en la que participaron poetas locales como del resto del país.

Un orgullo para este pequeño poblado

La alcaldesa municipal María Lesbia Treminio afirmó que para los habitantes de esta localidad norteña constituye todo un orgullo que Darío hubiera dejado su ombligo ahí.

Treminio agradeció la gran cantidad de visitantes a estas festividades, ya que ello permite una mayor unidad en este digno homenaje al más grande de los nicaragüenses.

"Darío se siente orgullosa con la presencia de cada una de las personas que hoy están acompañándonos. Estamos orgullosos por nuestro Rubén porque él dejó su ombligo en Ciudad Darío", expresó.

La tarde no fue menos intensa, e incluyó la presentación del Coro Nacional, bailes folclóricos y una eucaristía de acción de gracias en la Parroquia San Pedro, oficiada por el sacerdote Uriel Vallejos.

Al concluir esta, las calles del poblado se llenaron de algarabía con la presentación de cadetes del Ejército de Nicaragua, el tradicional desfile de carrozas, la colocación de ofrendas florales en la casa natal y el acto de central.

El codirector del INC, Luis Morales, se mostró complacido con tanto derroche de cultura en homenaje a Darío. Para él fue admirable la energía, el amor, el cariño y la pasión con que en este municipio celebran el nacimiento del gran panida.

"Hemos tenido un derroche de actividades culturales, donde nos hemos coordinado de manera eficiente y con mucho cariño instituciones del Estado de Nicaragua, la Alcaldía de la Familia, Comunidad y Vida, el Instituto de Cultura, el Instituto de Turismo para conmemorar esta fecha tan importante del héroe de la independencia cultural de Nicaragua" , explicó Morales.

Para la juventud de Darío saber que el poeta tuvo como cuna el mismo lugar donde ellos han crecido representa un compromiso de honrarlo cada vez con mayor dedicación.

"Rubén Darío no está muerto, vive y sigue en nuestros corazones", aseguró Casta Balmaceda, ganadora del concurso de Musa Dariana, quien agregó que la mejor forma de rendirle tributo es conociendo más su obra y plasmándola en diferentes expresiones culturales.

Aún tenemos una gran deuda con Darío

Para el académico y gran estudioso de Darío, Jorge Eduardo Arellano, en ello precisamente radica la mayor deuda que tiene Nicaragua con su mayor figura literaria.

Arellano reconoce que se han hecho admirables esfuerzos por celebrar a Rubén, pero es enfático en que aún la deuda es grande, ya que la difusión y conocimiento del Darío intelectual es muy limitada.

"En eso todavía estamos en pañales", lamentó.

"Se hizo un encuentro internacional con el apoyo de Rosario Murillo que fue excelente, del 1 al 4 de diciembre en Managua, y surgieron 21 trabajos inéditos, pero se necesita más" , enfatizó.

Arellano recordó que muchos de los expertos darianos en el mundo han muerto pero que aún hay una docena de ellos con vida.