Con el objetivo de garantizar la seguridad y la vida de los usuarios de las unidades de transporte escolar, la Dirección de Tránsito Nacional, dio por iniciado el periodo de inspección mecánica de los automotores, tomando en cuenta que pronto se dará por iniciado el año escolar. La inspección mecánica de las unidades es vital, ya que de no contar con dicha inspección, no podrán brindar sus servicios.

“La importancia de la inspección mecánica radica no sólo en garantizar las óptimas condiciones de las unidades, sino en capacitar a los conductores y acompañantes para que conozcan las situaciones de riesgo en la que se pueden ver inmersos los niños, tanto mientras el vehículo avanza, así como al momento que el menor baja de la unidad y cruza las vías”, manifestó el Comisionado Mayor Norman José Castillo, Sub Director de Tránsito Nacional.

Se estima que para este año, se inspeccionarán más de mil unidades, logrando de esta manera dar cumplimiento a las leyes de tránsito. Los conductores, por su parte, señalan que al realizar la inspección están garantizando no sólo la vida de los usuarios, sino la de ellos.

“Es importante que las unidades estén en buen estado ya que brindamos servicios de transporte y a la misma vez estamos garantizando la seguridad a nuestros usuarios, acá lo que se inspecciona es el buen estado del sistema eléctrico, suspensión. Es una gran responsabilidad la que tenemos a cargo porque a diario trasladamos entre 25 a 30 niños”, señaló Alexander Vásquez, conductor.

“Todos los años venimos a que se inspeccionen las unidades, porque de esta manera estamos mostrando nuestro nivel de responsabilidad, ya que somos los garantes de la seguridad de nuestros pasajeros. Siempre debemos cumplir con este requerimiento de las leyes de tránsito para poder trabajar con tranquilidad”, dijo Hernaldo Espinoza.