El fenómeno de El Niño arroja graves cifras en su paso por Bolivia, donde ya ha causado la muerte de unas 14 personas y afectaciones en 20 mil 600 familias, según cifras confirmadas por el Gobierno.

El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, destacó que enero y febrero serán los meses más críticos para la población. A la fecha, las familias que se han visto afectadas corresponden a 78 municipios del país.

"Enero y febrero son los momentos más críticos de los impactos del fenómeno natural. Ya se ha cobrado la vida de 14 personas por imprudencia y descargas eléctricas", confirmó Cabrera en declaraciones emitidas por radio y televisión estatal.

En Bolivia, “El Niño” ha causado inundaciones producto de desbordes de ríos, pero también ha generado grandes sequías.

El Gobierno boliviano se ha encargado de atender a los afectados a través de Defensa Civil y con ayuda de las Fuerzas Armadas.

Cabrera destacó que han movilizado 300 toneladas de ayuda humanitaria, consistente en alimentos (azúcar, fideo, aceite), medicamentos y otros insumos.

Asimismo, el Gobierno presidido por Evo Morales, ha buscado la prevención del fenómeno natural con la construcción de los anillos de protección (deflectores) y los camellones (plataformas) para la evacuación de ganado los departamentos de la nación.

El nombre de “El Niño” se debe a la asociación de este fenómeno con la llamada corriente del Niño, anomalía ya conocida por los pescadores del puerto de Paita, en el norte de Perú, quienes observaron que las aguas aumentaban su temperatura durante “la época de las fiestas navideñas” y los cardúmenes o bancos de peces desaparecían de la superficie oceánica.