Al iniciar su comunicación con el pueblo nicaragüenses a través de los medios del Poder Ciudadano, Rosario saludó a Su Eminencia quien además es “Pastor de la Paz, del Amor, del Reencuentro, de esa Unidad por el  Bien Común, de las Familias nicaragüenses”.

“Hemos estado en comunicación con Su Eminencia, el Comandante, yo; hemos conversado con él a lo largo de estos días y lo hemos encontrado en muy buenas condiciones de salud, gracias a Dios, y se mantiene pendiente de todas las noticias, de los  avances de los procesos sociales en salud, en educación; de los avances en los procesos unitarios desde la  persona, la familia y la comunidad; de los avances alrededor de todo lo que representa una vida con bienestar, una vida mejor para todas las familias nicaragüenses”, informó la Compañera.

Comentó que “conversando con él, oímos esa fortaleza que tiene su voz, su espíritu, para enfrentar todos los retos, todos los desafíos”.

Agregó que a sus 86 años el Cardenal Miguel Obando “está en muy buenas condiciones de salud, está completando los exámenes evaluativos, lo han encontrado, creo yo que mucho mejor que nosotros, porque se conserva fuerte, porque se cuida, porque come con moderación, come cuidándose, come alimentos sanos y porque se mantiene también en conexión con Dios, que es como debemos mantenernos los seres humanos, en meditación, en oración, cada vez que podamos encomendarnos al Señor, en primer lugar en agradecimiento por nuestras vidas, por nuestra salud, por todos los dones, todas las bendiciones que tenemos y por esta Patria Libre, Soberana, Unida”.

Rosario explicó que la suma de una vida dedicada al servicio, una alimentación mesurada y una conexión espiritual permanente representa buena salud, es lo que se siente en Su Eminencia Reverendísima, y agregó que en él también se puede observar “una vida dedicada al Bien en todo momento sin mirar a quien, y a la promoción de la unión, de la Reconciliación, del Perdón y del Amor, como la gran medicina de la humanidad, el Amor”.

La compañera también leyó un mensaje compartido por el padre Neguib Eslaquit, el cual se centra en el Amor y el servicio al prójimo.

“Todo el que Ama ha conocido a Dios, porque Dios es amor y el Amor se traduce en acciones concretas de servicio, de  trabajo por el otro, de unidad, de seguir construyendo una Patria donde el único adversario es el individualismo, el egoísmo, la insolidaridad, la intolerancia. Y unirnos desde el Amor, porque así somos invencibles, sobre todo desde el Amor a Jesucristo y de Jesucristo que todo lo puede y todo lo transforma. El milagro del Amor de Dios que nos sana y que nos libera, que nos cura de las heridas del pasado, que nos aparta del odio que tanto daño hace y el milagro del Amor de Dios diciéndonos: vivamos este presente, trabajando con alegría, este presente de Paz, hagámoslo con más  y más alegría y trabajemos duro, juntos para tener futuro con ayuda de Dios y un futuro cada vez más digno para todas las  nicaragüenses, todos los nicaragüenses”, reza parte del mensaje.

Al respecto Rosario valoró que así ha sido la vida de Su Eminencia, “Amor y Promoción de Amor” y la única manera de reconocerle lo suficiente es “queriéndolo  mucho, cuidándolo mucho, honrándolo todos los días y diciéndole todos los  días que este pueblo va hacia adelante en honor  precisamente a esas enseñanzas y a ese aprendizaje que con él hemos tenido, con él como guía, como pastor, alrededor del Amor entre nosotros y del Amor a Jesucristo y a la Santísima Virgen María”.