Miembros del Consejo Nacional de Juventud Sandinista depositaron una ofrenda floral en el monumento del Poeta-Niño, donde recordaron al insigne representante de nuestra literatura, quien trascendió las fronteras de nuestro país.

“Rubén Darío es un ícono mundial quien nación en nuestra hermosa Nicaragua, la juventud siempre comprometida con el legado de nuestro poeta y asegurándonos de que las nuevas generaciones de nicaragüenses conozcan su obra y sigan su ejemplo de nacionalismo y amor por la cultura” dijo Sergio Ortiz.

Las obras del gran poeta y padre del Modernismo han venido siendo parte fundamental en la formación académica de muchas generaciones de nicaragüenses, por ello, la juventud sigue sus pasos y manifiesta su orgullo por el gran escritor.

“Hoy son 149 años del nacimiento del poeta que inmortalizó el nombre de Nicaragua y creador de un nuevo movimiento literario. Es un honor vivir en la patria de un hombre tan ejemplar que con el paso de los años sigue siendo reconocido por el mundo entero, nos sigue iluminando con sus obras y nos muestra el amor que todos debemos sentir por él” manifestó Maykeline Sánchez.

“Darío fue un hombre de origen humilde que siempre pensó en la grandeza y majestuosidad de nuestro país, por ello siempre lo reflejó en sus obras, porque lo que pretendía era que nuestro país fuese conocido por todo el mundo, logrando su objetivo hasta la fecha, pues al decir Nicaragua, muchos saben que es la tierra de Darío” finalizó Eddy Bustos.