Los prestadores de servicios de Pochomil y Masachapa ya se encuentran preparados para ofrecer las delicias gastronómicas del mar en un ambiente acogedor para todas las familias que visitan estos paraísos de sol y arena.

La temporada alta ya inició, según informó el administrador del hotel Vista de Masachapa, sin embargo, en la Semana Mayor se espera que los veraneantes se desborden.

"Estamos en temporada alta, por eso hay movimiento y efectivamente que para Semana Santa los movimientos son mayores y nos estamos preparando para dar una mayor atención a los veraneantes nacionales y extranjeros", afirmó Flavio Espinoza, administrador de hotel restaurante Vista en Masachapa.

"Tenemos una gran variedad de servicios que anda alrededor de cien platillos en la linea de mariscos, cocteleria, carnes blancas y rojas", agregó.

Los hoteles y ranchos están preparando paquetes económicos, habitaciones rebajadas y estancias en las chozas a precios económicos.

"Nosotros tenemos un proyecto que ha tenido desarrollándose que incluye habitaciones modernas a 50 y 60 dólares", dijo Espinoza.

Los restaurantes y cabañas incluyen en su menú una gran variedad de platillos como la famosa sopa marinera, pescado frito, al horno, camarones empanizados y en salsa, langostas y cócteles de pescado y camarones.

"Aquí ofrecemos mariscos y sopas marineras que son la especialidad de la casa, en el caso del pescado pequeño está a 190, el mediano a 250 córdobas, la sopa marinera a 280, el camarón 250 y la langosta a 450 córdobas y esperamos que esté buena la semana santa", detalló la señora Cristabel Cruz del rancho el Mirador.

Finalmente, los vendedores de collares y adornos hechos de conchas que sacan de la playa, manifestaron estar optimistas y confiados en vender gran parte de sus artículos durante estos meses.

"Gracias a Dios se ha estado vendiendo y esperamos que esté mejor. Lo que más busca la gente son los adornos pequeños hechos con conchas que cuestan 10 cordobas y los grandes 50", dijo Juana Antonia López.