La Plaza 22 de Agosto, que evoca la gesta de la Toma del Palacio Nacional (22 de agosto de 1978), es el nuevo atractivo turístico de Managua, en el que las familias pueden disfrutar los hermosos atardeceres en la ciudad capital.

Es un espacio amplio, sencillo y bonito que conecta con otros lugares emblemáticos como la Plaza de la Revolución y el Parque Luis Alfonso Velásquez, en el centro histórico de Managua.

Este fin de semana, cuando se inauguró, la Plaza recibió la visita de miles de capitalinos, quienes disfrutaron de actividades de recreación como shows de payasos, grupos de danza y teatro de títeres.

Con el transcurrir de la tarde las familias aprovechan para cruzar a la Plaza y contemplar la belleza del Palacio Nacional de Cultura, edificio cuya arquitectura estilo neoclásico se muestra impresionante a la vista.

"Es un espacio impresionante que lo teníamos perdido y ahora fue recuperado y devuelto a las familias para que lo disfruten sanamente", comenta Yolanda Arauz, pobladora de la Colonia Nicarao que se encontraba de visita junto con su familia.

En las bancas, dispuestas en los alrededores de la plaza se pueden sostener amenas conversaciones o simplemente disfrutar un helado o un dulce como los que venden las decenas de vendedores ambulantes que también se pasean por el lugar para ofrecer sus chiverías.

"Gracias a Dios este es otro lugar donde nosotros no tenemos problemas para venir y ofrecer lo que vendemos. En estos dos días la gente ha estado viniendo por montones y gracias a eso nos ha ido bien en las ventas", explicó Roberto Valle, vendedor de algodones de azúcar.

Durante el fin de semana los miembros de la Juventud Sandinista 19 de Julio, realizaron actividades para animar durante la inauguración de la Plaza.

El show comienza con los divertidos payasos que ponen a reír a chicos y grandes con sus ocurrencias; luego los grupos de danza folklórica se dan cita para mostrar su arte a la población; pero también hay brinca brinca y otras atracciones para los niños.

Andar en bicicleta, patineta o pasear con las mascotas, son algunas de las actividades que algunos de los que descubrieron este nuevo espacio prefieren hacer.

“Es un lugar para venir a platicar, hasta ejercicio se puede hacer", comentó Mario Selva, un joven atlético que vive en el sector de Casas para el pueblo.

Las familias son los principales protagonistas de esta nueva historia que se escribe en la Plaza 22 de Agosto.

Virginia Romero, habitante del barrio Hugo Chávez, dijo que le gusta la nueva plaza. "Nos gusta porque hay espacio para que los niños pasen un rato agradable, pueden andar en bicicleta, pueden jugar sin peligro que es lo más importante, porque eso es lo que busca uno: la seguridad para ellos", indicó.

"Es un lugar muy bonito, tiene una vista bonita y bien iluminado, creo que es un lugar para que todas las familias vengan a disfrutar un rato. Es un lugar completo en todo sentido", señaló Romero.

Alejandro Mojica, recuerda que meses atrás en el lugar donde se construyó la Plaza habían un edificio terremoteado que deslucía ese lugar de Managua.

"Antes estaba feo, ese edificio tapaba toda la vista del Palacio; ahora en la noche se ve bonito, elegante, hasta parece que estamos en el extranjero. Esto es para sentirnos orgullosos y recomiendo que toda la gente lo venga a visitar con su familia, para sacarse el estrés del trabajo de la semana", mencionó Mojica.